sufriramor

¿Sufrir por amor?

Puede convertirse en una obsesión.

Sufrir por amor es algo que está presente en la historia del ser humano. Es un sentimiento que transciende todas las épocas, así encontramos ejemplos cercanos en muchos de los clásicos de la literatura, por ejemplo: en Romeo y Julieta, Werther y tantos otros ejemplares.

El amor nos hace felices, nos pone contentos y nos da mucha vitalidad y alegría, pero, en ocasiones, nos la quita de una forma drástica y radical. Pasas del todo al nada sin estados intermedios.

Cuando alguien empieza a sufrir por amor es normal que se encuentre mal, sin ganas de nada, incluso puede que tenga ansiedad, insomnio y otras patologías leves. Lo importante es saber que después de un tiempo si no racionalizamos bien la situación puede que este tema se vuelva una obsesión.

Según la Real Academia de la Lengua Española "obsesión" significa tener una "perturbación anímica producida por una idea fija" o, lo que es lo mismo, tener una "idea que con tenaz persistencia asalta la mente". Aquí está el punto más peligroso a la hora de sufrir por amor. Podemos tener un desequilibrio que se traduce en un malestar que nos afecta en lo corporal. Por así decirlo, deja resaca.

Intenta hacer planes tranquilos, que te relajen. Aparta de tu mente pensamientos que te hagan daño o recuerdos que te pongan triste. Imagina esa historia personal que te tiene compungida como si fuera una historia cómica. Mientras repasas mentalmente todas esas imagenes pónle de fondo una música cómica, como de circo, ¡verás como no te parece tan triste!.

Y si has luchado mucho por ese amor y estás agotada, respira hondo y date un tiempo. No puedes encontrarte bien de la noche a la mañana, pero lo que sí que puedes hacer es hacer todo lo posible porque tus pensamientos dejen de lado ese "bucle" que tanto daño te hace y utiliza tu mente para fijarte nuevas metas, nuevos proyectos, en definitiva, nuevas ilusiones.

Sufrir por amor significa no poder superar el amor frustrado. Por eso, si has sufrido una ruptura amorosa o la persona a la que amas no te corresponde piensa que el mundo no acaba ahí, hay que seguir luchando por otros amores o por otras ilusiones que no tengan que ver con el amor.

Etiquetas: amorchicosconsejospareja

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS