probarsexoanal

¿Has probado el sexo anal?

¿Cómo prepararse para el sexo anal? ¿Qué trucos sexuales son los más adecuados?

El sexo anal se refiere al hecho de que el ano sea penetrado. Para nosotras el sexo anal todavía es un tema complicado dentro y fuera del dormitorio. De todo el espectro de temas sobre sexo y sexualidad de los que hablamos con nuestras amigas, el sexo anal es todavía uno de los temas tabús, ¿por qué?

Es normal que sea así ya que durante muchos, muchos años es una de las prácticas sexuales que se atribuía sólo a homosexuales. Incluso, hay quien considera que el sexo anal no te hace perder la virginidad porque no hay penetración vaginal. Sin embargo, hoy en día las cosas han cambiado, el sexo anal en España es tan normal como cualquier otra de las posturas del kamasutra.

Es lógico que te pongas nerviosa si es tu primera vez en sexo anal, también tu chico, incluso si ya lo habéis practicado en otras ocasiones. Por eso, te damos los 5 consejos de oro para que tus primeras experiencias sean placenteras. ¡Adelante!

 

1. Relajación
Los dos tenéis que estar seguros de que os apetece hacerlo, si esto es así estaréis más relajados. Ahora, si uno de los dos no está por la labor, no merece la pena. Intenta que los preliminares antes de comenzar la relación sexual se alarguen hasta que estéis los dos muy excitados.

 

2. Excitación
Si estáis excitados vuestra líbido subirá y también las ganas de probar nuevas experiencias. Pídele a tu chico que te toque ahí dónde más te gusta o, al contrario, puedes preguntarle qué quiere que le hagas para que alcance una erección de esas que son "irreversibles" Lo importante es que él esté a tope y que tú estés bien lubricada.

 

3. Caricias
Para que el sexo anal no sea doloroso, acaríciate el ano poco a poco o dile a tu pareja que lo haga, con mucha delicadeza introduce poco a poco un dedito en el ano, mientras, por ejemplo, puedes acariciarte el clítoris para no dejar que baje tu excitación. Cuando tu pareja o tú misma consigas introducir un dedito en el ano haz que las caricias en esta zona se confundan con el pene de tu chico, ¡estáis a puntito!

 

4. Sexo anal
Introduce muy despacito su pene en tu ano, no tengas prisa ¡el tiempo es tuyo! Lo importante, sobre todo, es tener paciencia y juguetear con las caricias, con tu lubricación vaginal y tu clítoris para que estés tan excitada que no se te quiten las ganas de seguir intentándolo. Si ves que te duele aplica un poco de lubricante en el ano o en su pene para que la penetración sea suave y placentera.

 

5. Orgasmo anal
Una vez dentro empezarás a sentirte cada vez más y más excitada, lo importante es que tú controles la penetración con el ritmo e intensidad que más te gusten. Así podrás alcanzar el clímax y disfrutar de un orgasmo anal placentero. El orgasmo anal, como te decíamos en otro momento es uno de los más intensos por la cantidad de nervios que se alojan en la zona.

Hay mujeres que dicen que pierden, incluso, el control de su cuerpo y notan como todos sus músculos vaginales y anales se contraen, proporcionando a tu pareja un placer que sólo el sexo anal puede provocar.

 

En resúmen, lo más importante es estar tranquila, saber que quieres hacerlo, tener paciencia para que la mente no te juegue una mala pasada y tener a mano siempre un bote de lubricante femenino. Si a eso le unes caricias, besos con lengua, frases picantes y jugueteo ¡seguro que te será mucho más fácil!

Etiquetas: consejosparejarelaciónsexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS