secretossexo

Secretos sexuales de los hombres

¿Sospechabas que ellos también se callan cosas sobre el sexo? Pues ¡así es!

Se han ganado la reputación de estar obsesionados con el sexo (cuando no están intentando obtenerlo, están hablando sobre cómo obtenerlo), pero los hombres también pueden tener secretos sexuales en ciertos temas que no les gusta revelar. "Normalmente los hombres se sienten cómodos hablando de sexo en términos muy generales -nos explica Susana Genil, sexóloga-. Pero a muchos les cuesta comunicar los detalles de sus inseguridades o de sus deseos, bien porque les da vergüenza o porque tienen miedo a tu reacción." Como dicen que la información es poder, nos hemos propuesto destapar los secretos sexuales que los hombres ocultan a sus chicas. Para ello, hemos pedido a los expertos que nos ayuden a identificar sus secretos más recónditos. ¿Lista? ¡Más vale que estés sentada!

 

Dar la talla en la cama

"Con tanto porno disponible en la red, los hombres jamás habían sentido tanta presión por sus resultados en la cama como ahora", dice el psicólogo y sexólogo Pedro Castro. Por no mencionar series como 'Sexo en Nueva York', que les han enseñado una faceta femenina desconocida: hablamos abierta y, a veces, crudamente de las habilidades sexuales de nuestras parejas. Exactamente, ¿qué le preocupa? "Su mayor miedo es: ¿Es mi pene lo suficientemente grande? Y también, ¿conseguiré que ella llegue al orgasmo?", explica Castro.

Eso ya lo sabíamos, pero los expertos nos desvelan otro miedo muy frecuente: "¿llegaré yo al orgasmo?" Para tranquilizarle (a él, no a su pene) hazle saber que estás disfrutando. Gemir y decir: "¡qué bueno!", le reafirmará que está consiguiendo su objetivo. Si percibes que le está costando llegar a su clímax, "quita presión sobre su orgasmo como objetivo final", aconseja Castro, y sugiere tomaros un respiro.

 

Orgasmos mediocres

Como nosotras, ellos también tienen orgasmos que van desde un "bueno, vale" a un "¡ay, Dios mío!", aunque este suele ser uno de sus secretos sexuales mejor guardados. "Las mujeres solemos tocar a los hombres de la misma manera una y otra vez, y pueden hacerse inmunes a esa estimulación -explica la sexóloga Diana Hernández-. Sorpréndele con nuevas caricias o cambiando el ritmo". Según la sexóloga Cecilia Hidalgo, los ejercicios de Kegel pueden hacer magia. Mientras está dentro, aprieta los músculos vaginales empezando por abajo y subiendo progresivamente por las paredes de la vagina. Cuando ya no puedas apretar más, relájalos. Debería durar unos 10 segundos. ¡Su orgasmo se saldrá de la escala de Richter!

 

Juegos previos al sexo

En ocasiones tu chico también puede necesitar un poco de calentamiento extra."Después de un duro día en el trabajo, a tu chico le puede costar un poco arrancar sexualmente", nos dice Castro. Y aunque besarle y tocarle puede encender el motor, quizás necesite un poco de estimulación oral para pisar el acelerador a fondo.

 

Castro explica, "los hombres identifican un buen calentarmiento con un poco de sexo oral de calidad". Hidalgo nos sugiere uno de los trucos sexuales para ponerle a cien: en el interior de su pene hay dos tubitos que se llenan de sangre durante la excitación, y un tercero que siempre contiene sangre. Como el aumento en el flujo sanguíneo es lo que provoca el orgasmo, estimular estos tubos hipersensibles con la lengua puede provocar espasmos de auténtico placer en el cuerpo de tu chico. Dos de ellos están situados en la parte superior del tronco y otro, más pequeño, en la base. Los tubos se unen formando surcos en la parte interior del pene. Aprieta firmemente con la lengua en dichos surcos y recórrelos de arriba abajo, y viceversa. Pisa el freno cuando esté llegando al punto de no retorno. "Cuando notes que se está excitando mucho deja de estimularle hasta que su nivel de excitación baje un poco", sugiere Castro. Ése es el momento idóneo para pasar a la penetración.

 

Trio en la cama

La leyenda es que todos los chicos desean tener dos mujeres al mismo tiempo. Pero lo cierto es que, llegado el momento, no es una de las fantasías sexuales que quieran hacer realidad. Este es otro de los secretos sexuales que seguramente no te habrías imaginado nunca. Para empezar, les resulta un poco intimidante pero, sobre todo, temen que no cumpla sus expectativas. "Incluir una tercera persona puede ser complicado -dice Castro-. Cuando el hombre imagina un trío, se ve a sí mismo en absoluto control. En la fantasía no hay celos, ni sentimientos de rechazo o de inseguridad... pero sí que los hay en la vida real." Dicho eso, puedes jugar con su fantasía sin tener que hacerla realidad. "A un hombre le puede excitar muchísimo que estés dispuesta a representar verbalmente un trío", cuenta Castro. Pregúntale qué te haría, cuéntale lo que le harías tú a la otra chica y... ¡verás!

 

Fase de enfriamiento

Si el sexo no le apetece, puede que se esté enfriando. "La fase de la luna de miel suele durar entre los tres y los seis primeros meses. Es esa época en la que las hormonas te dominan y parece que estáis pegados con pegamento", explica Castro. Este no es ninguno de los secretos sexuales que nos interesa. Sin embargo, si en las primeras fases de vuestro romance, él prefiere ver a Buenafuente en la tele que enrollarse contigo, es posible que esté perdiendo interés en ti. "Puede ser que, en vez de enfrentarse a sus sentimientos, te esté enviando señales indirectas."

Sin embargo, si lleváis juntos mucho tiempo - más de 18 meses - y te rechaza en alguna ocasión, debes prestar atención a cómo lo hace. Si sigue siendo cariñoso y atento contigo, lo más probable es que tan sólo esté cansado o estresado... y que se sienta lo suficientemente cómodo con la relación como para decir no al sexo si no le apetece. Si está frío y distante, ¡atención!, "quizás esté mosqueado por algo y sea su forma de expresarlo, que esté intentando poner sutilmente alguna distancia entre los dos, o incluso que tenga un rollo", dice Hidalgo.

Etiquetas: consejosparejarelaciónsexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS