Recetas eróticas para San Valentín

Recetas eróticas para tu pareja

Descubre cómo puedes elevar el calor de tu apartamento con las recetas eróticas que te proponemos.

Con las recetas eróticas que te propone MFlipa, le enseñarás a tu chico que aparte de ser una amante estupenda, la cocina no tiene secretos para ti, y ¿por qué no unir ambas cosas? Sedúcele con un menú afrodisíaco que hará que se alargue la noche y sea inolvidable.

 

Sushi

Nada mejor para empezar la velada que unos bocaditos de sushi que harán que empecéis a sentir el erotismo en el paladar. Este plato de origen japonés es uno de los más reconocidos y popular internacionalemente. Comienza tu menú con una sorpresa gastronómica y atrévete a cocinarlos tú misma, y ¡no lo dudes! usa los tan conocidos palillos chinos para dar el toque divertido y romántico que necesitáis para poneros a tono. Dale el sushi a tu chico y la noche empezará mejor imposible abriendo el camino para lo que vendrá después.

Para preparar el sush itú misma necesitas 175 gramos de arroz, algas nori, sal, azúcar, vinagre y los ingredientes que prefieras para el relleno. Comienza lavando el arroz con agua fría y calentando una cuchara de azúcar, otra de sal y dos de vinagre, para rociarlo en el arroz. Cuando lo tengas listo coloca las algas con la parte lisa boca abajo en la esterilla de bambú, con los dedos húmedos pon una capa de arroz en las algas y rellénalo con los ingredientes que has decidido para terminar enroscándolo con la esterilla, y finalmente pártelo en taquitos con un cuchillo fino.

 

Risotto con almejas

Si prefieres algo más tradicional que el sushi pero sin dejar de perder la originalidad y el punto erótico, prueba a hacer el risotto con almejas .

Los ingredientes que necesitas para realizar este plato son 300 gramos de arroz, 200 gramos de almejas, 3 cebollas, 100 gramos de mantequilla, un vaso de vino blanco, otro de caldo de pescado, una zanahoria, un puerro, un apio, unas hebras de azafrán, tomillo, perejil en rama, sal y pimienta.

En primer lugar lava las almejas con agua fría, mientras rehoga una cebolla, un puerro y una zanahoria, escurre las almejas y ponlas en una cazuela con vino blanco hasta que lleguen a ebullición y se vayan abriendo. Con el resto de las cebollas pica, estófalas y saltéalas durante dos minutos con el arroz. Usa el vino blanco para rociarlo con el arroz y dejar que se reduzca a la mitad. Es el momento de añadir el azafrán, el caldo caliente y dejarlo cocer durante quince minutos. Mezcla en el plato el arroz con las almejas y ya podrás servirlo.

 

Crema de tomate

Con la crema de tomate conseguirás que tu chico y tú disfrutéis con todos los sentidos. Para prepararla pela y pica ajo y una cebolla y rehógalo en una cacerola con aceite. Pela los tomates, quítales las semillas, pártelos en trocitos y sofríe todo. Añade sal, azúcar y el caldo a tu gusto y ponlo a cocer durante diez minutos. También puedes probar a echarle un poco de nata líquida y cuando ya lo tengas listo adórnalo para que te quede más exótico.

 

Arroz con leche

Siempre hay hueco para un buen postre. Además contamos con la ventaja de que cuanto más frío esté mejor, así que no tengas prisa en servirlo, tómate tu tiempo o aprovecha para intimar con tu chico entre medias.

Para el postre necesitas un litro de leche, 250 gramos de arroz, 100 gramos de azúcar, un limón, una canela en rama y dos cucharadas de canela en polvo. Pon un cazo con agua al fuego y cuando empiece a hervir echa el arroz, deja que repose diez minutos y apaga el fuego. Usa otro cazo para poner a fuego lento la leche y el azúcar con cudado de que no se disuelva. Cuando empiece a hervir añádele el arroz escurrido, azúcar, la canela en rama y la piel de limón cortada en tiras. Déjalo hervir durante quince minutos y cuando esté listo échalo a una fuente y rocia la canela molida por encima. Un postre de ensueño para coger fuerzas, o recuperarlas.

 

Fresas con nata

Las fresas con nata es un postre que puedes incluir en cualquier momento de la noche porque nunca fallan, son el afrodisíaco perfecto para tu velada.

Son perfectas si sirves las fresas en un bol y las rocias con nata dibujando corazones. Recuerda que este postre es muy erótico, deja volar tu imaginación y haz nata de sobra para lo que pueda pasar.

 

Corazones de chocolate

A nadie amarga un dulce, y si encima son corazones de chocolate, mejor. Decora la mesa con estos corazones de chocolate y tu chico estará deseando llegar al postre, pero que no tenga prisa, no le dejes que los coja antes de tiempo y usa tu imaginación para jugar con ellos y excitarle.

 

Después de haber disfrutado de una cena afrodisíaca a base de recetas eróticas, es el momento para aprovechar todo el trabajo culinario realizado y terminar con un broche de oro de amor y erotismo.

Etiquetas: chicoscomidarelaciónsexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS