nomasmwntiras

¡Ni una mentira más!

Te enseñamos cómo conseguir que tus amigos confiesen y no vuelvan a mentirte jamás.

Nos guste o no, nuestros amigos nos mienten alguna que otra vez. Evidentemente, se tratan de pequeñas mentiras, ya que mentir en algo gordo puede ser algo imperdonable y llegar romper una amistad. Normalmente, estas mentirijillas surgen por evitar conflictos y su intención nunca es hacernos. Aún así, queremos enseñarte una estrategia para conseguir una confesión voluntaria cuando la intuición vuelve a decirte que algo es mentira.

 

Haz que baje la guardia

Cuando estés con un amigo y sepas que te está poniendo una excusa o contando una mentira, lo primero que debes hacer es tratar de que se sienta cómodo para que esté más dispuesto a soltar la verdad.

La posición es uno de los aspectos más importantes para que gane confianza. Sitúate a cierta distancia de él ya que, cuando una persona está nerviosa, necesita un mayor espacio personal. Y, si por ejemplo está es sentados en un sofá, puedes sentarte en el suelo frente a él ya que, estar a un nivel más bajo indica que la conversación que vais a mantener no será amenazante. También relaja la situación no estar frente a frente con la otra persona, creando un ambiente más distendido.

Comienza la conversación con una pregunta general relacionada con lo que crees que es mentira. Por ejemplo, si se ha escaqueado de ir contigo con una excusa, pregúntale por aquello que tenía que hacer y mientras, finge no estar prestando demasiada atención a la conversación haciendo otra cosa. De esta forma le será más fácil hablar.

 

No acuses, pregunta

Debes conseguir que tu amigo confiese sin hacer acusaciones, sin plantear un enfrentamiento directo con él. Para ello, utiliza esta pregunta mágica: "¿hay algún motivo por el que...?". Por ejemplo, si tu amiga se escaqueó de ir contigo de compras, en lugar de acusarla, pregúntale: "¿hay algún motivo por el que no quieras ir conmigo de compras?". Así, no lo interpretará como una acusación sino como una solicitud de información.

 

No le hagas sentirse culpable

Procura que se sienta a salvo dejándole claro a tu amigo que no te enfadarás con él. De esta manera, habrá más posibilidades de que sea honesto contigo.

 

No olvides dar las gracias

Cuando, por fin, consigas que confiese voluntariamente su mentirijilla, dale las gracias por su sinceridad. Te servirá más adelante.

Etiquetas: amigasconsejosrelación

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS