mentirasamigos

¿Mientes a tus amigas?

¿O te mienten ellas a ti?

Mentiras y amigos no hacen buena pareja. Si tienes una amiga que no para de mentir todo el tiempo, que se inventa historias sobre sus amores, su vida, su trabajo e, incluso, la familia tienes que aprender a lidiar con esta situación. Si ya no te apetece ni hablar con ella, ¿qué hacer para que las mentiras y los amigos puedan ser compatibles?

 

Basta de mentiras

Plantéate: ¿qué clase de persona necesita adornar hasta los detalles más nimios de su vida? Alguien con tan pobre concepto de sí misma, tan insatisfecha con la realidad que no quiere formar parte de ella. Si la mitomanía de tu amiga ha empezado hace poco, puede que se deba a algún acontecimiento específico: por ejemplo, la ruptura de una relación, o una experiencia humillante. Si fuera así, intenta que te hable de ello; escúchala con atención y haz lo que puedas para que recupere el respeto por sí misma.

 

¿Mentirosa compulsiva?

Cuando empiece a contar mentiras, condúcela suavemente hacia la verdad. Pero si su necesidad de mentir está tan enraizada que no puede dominarla, sólo puedes apartarte de su lado o decirle, por mucho que te duela, que es una mentirosa compulsiva y que, porque la quieres, le aconsejas que acuda rápidamente a un psicólogo.

Etiquetas: amigasconsejosrelación

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS