como dormis juntos

¿Cómo duermes en pareja?

La forma en que duermes con tu chico puede darte pistas para conocer algunos de tus sentimientos subconscientes.

La posición al dormir con tu chico puede ser un elemento revelador del tipo de relación de pareja que tienes. Acurrucarse, roncar, pelearse por el edredón... quizás parezcan minucias, pero lo cierto es que vuestra interacción en la cama revela muchos aspectos importantes de la salud de vuestra relación. La importancia de lo que pasa en la cama que compartís no se limita al sexo. También a vuestra manera de dormir en pareja, que cambia a cuando lo hacías cada uno en vuestra cama

En tu dormitorio pasan cantidad de historias, ¿verdad? Y por mucho que resulte tremendamente divertido analizar las cosas picantes que ocurren, también es fundamental estudiar aquellos detalles aparentemente mundanos que existen en vuestra manera de comportaros al dormir juntos. "El dormitorio es un territorio íntimo en el que se revelan muchas de las dinámicas de vuestra relación" -explica el doctor Alejandro Luján, médico especialista en patrones del sueño.

No sólo la posición al dormir, también la manera en que os despertáis, os vais a la cama y dormís juntos puede proporcionar mucha información sobre lo unidos que os sentís, vuestra capacidad para el compromiso o incluso tu tendencia a priorizar sus necesidades sobre las tuyas. Con esa misión en mente, hemos decidido meternos en vuestra cama y explorar el patrón de comportamiento que se establece bajo las sábanas.

 

Dando la espalda

La posición al dormir dando la espalda puede tener varios significados. Si se trata de un fenómeno reciente, ¡cuidado! Puede ser una señal subconsciente de que os estáis alejando en vuestra relación y haya ciertas fuentes de conflicto en ella que estén provocando este alejamiento. Sin embargo, cuando es habitual, es decir, que lo habéis hecho desde que empezasteis a compartir cama, posiblemente se deba a algo tan sencillo como que sois dos personas independientes que no necesitan estar unidas por la cadera para ser felices.

 

Cara a cara

Exactamente, estáis muy, muy unidos y hasta vuestra manera de dormir lo demuestra. No sólo respiráis en el rostro del otro sino que creáis un círculo cerrado con vuestros cuerpos, lo que indica que os sentís absolutamente cómodos en todos los aspectos. Es una suerte pero, por favor, ¡cuidado con cómo huele tu aliento por las mañanas!

 

Acurrucados

¿Ya no puedes dormir sin estar totalmente pegada a él? Pues que sepas que no es nada fácil dormirse haciendo la cucharita y, al conseguirlo, estáis eligiendo la cercanía física sobre vuestra propia comodidad. Es una señal inequívoca de que existe una intimidad emocional y, además, de que el sexo debe estar bastante, pero que bastante bien. ¿A qué no nos equivocamos?

 

Tocando con la mano o el pie a tu pareja

No puedes conciliar el sueño si no rozas alguna parte de su piel, ¿verdad? Es una forma de asegurarte de que vuestro amor continúa vivo. Si has observado que últimamente ocurre con mayor frecuencia en su posición al dormir, quizás signifique que has estado absorta en otras cosas, así que recurres a esto para volver a conectar con él.

Etiquetas: consejosparejarelación

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS