juguetessexuales

Juguetes sexuales: ¿experimentamos?

¿Qué es un juguete sexual? ¿Cómo usarlo? ¿Le gustará a mi pareja?

El uso de juguetes sexuales es más antiguo de lo que imaginamos. Si tuvieramos que localizar su origen en algún sitio, las primeras referencias datan de la época victoriana cuando los médicos diagnosticaban la enfermedad de "histeria femenina". Aunque esta "enfermedad" se atribuía sólo a la mujer ni siquiera los síntomas estaban muy claros. Se decía que una mujer cansada, cada vez con menos ganas de comer, afligida, cuyo cuerpo tiene espasmos nerviosos y siente un ahogo en el pecho tenía histeria femenina.

Para remediar todos estos síntomas pensaron rápidamente en los beneficios del sexo para la salud. El invento no era nada más ni nada menos que lo que conocemos ahora como un juguete sexual, lo que se conoce como consolador o dildo.

Muchos sexólogos recomiendan el uso de consoladores, bolas chinas, vibradores o dildos para fortalecer los músculos vaginales y aumentar el placer en el orgasmo.

Pero fuera de las ventajas para nuestra salud sexual de los juguetes sexuales podemos ir más allá y, como su nombre indica, utilizarlos para jugar con tu pareja, a solas o en compañía, lo importante es divertirse.

Los juguetes sexuales han evolucionado mucho y han pasado de ser rígidos o semirígidos a ser muy flexibles y adaptarse al cuerpo de la mujer. De latex, silicona, de gelatina, lo importante es que poco a poco descubras cuál es el que mejor te funciona. Cada persona es un mundo y, por eso, el juguete sexual que le gusta a tu amiga, puede que a ti no te funcione.

La limpieza y la higiene de los juguetes sexuales es imprescindible para no tener ningún tipo de infección en la vagina. Cuando compres tu juguete erótico pregúntale al experto para saber cómo limpiar un juguete sexual, él te guiará según el juguete que quieras limpiar.

Hay muchísimos modelos, formas y tamaños de vibradores, consoladores, dildos, bolas chinas y complementos eróticos. Este tipo de instrumentos sexuales los puedes utilizar para romper la monotonía en la cama o para aumentar el placer en el sexo.

Piensa siempre que tiene que ser un complemento sexual más, como cuando utilizas nata y fresas o haces una ruta en el cuerpo de tu chico con yogurt. Encuentra el juguete sexual que más se adapta a ti y ¡a disfrutar!

Etiquetas: amorconsejossaludsexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS