juegoausencia

¿Qué es el juego de la ausencia?

Existen muchas teorías que tratan de eliminar el aburrimiento y la monotonía en la pareja. Descubre el juego de la ausencia y ¡levanta pasiones!

Hay muchas veces que no sabemos muy bien cómo actuar con nuestro chico, la relación sexual que tenemos con un amigo o nuestro amante de solteras. Si nos vemos mucho, nosotras o ellos acabamos cansándonos de esa persona y, posiblemente, aumentan las peleas, los puntos de vista se distancian y la imaginación se repliega.

El juego de la ausencia no es un juego exactamente sino una actitud de vida: deja espacio al otro y un poco de aire para que pueda desarrollarse como persona individual y luego lo podréis compartir. Lo ideal es tener un equilibrio entre lo que estás presente y lo que estás ausente.

Es cierto que hay personas que necesitan la presencia de su pareja más que otras y más horas del día que personas más independientes.

Las primeras no pueden ir solas a comprar o a dar un paseo, al cine, a ver a su familia y sus amigos, siempre suelen ir acompañadas de su pareja. Los que son más independientes buscan momentos a solas para comprar a su aire, ver la película que le apetece, tener un momento de intimidad con sus amigos y con su familia, son dos planteamientos diferentes, ninguno es mejor que el otro, pero el primero suele hacer que las relaciones entren en una espiral de dependencia que no tiene nada que ver con el amor ni el enamoramiento.

En otros tiempos las doncellas mandaban pruebas a sus amados para que les demostraran su valor e hicieran un esfuerzo por su amor, pero no sólo consistia en superar las duras pruebas que mandaban a sus amados sino en ver cómo la pasión aumentaba con la ausencia y la distancia.

Cuando nuestro chico se va de viaje con el trabajo unos días estamos deseando que vuelva y el reencuentro es maravilloso. Las ganas de verle se duplican y estamos deseando hacerle el amor con mucho cariño y mucho mimo, también de forma pasional y salvaje.

En definitiva, ausentarse un poco, ser independiente y dejar al otro que tenga sus propios planes es bueno para echar de menos a una persona, valorarla y saber cúanto le queremos.

Etiquetas: amorconsejosparejarelación

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS