amortacto

Hacer el amor con el tacto

Los estudios demuestran que dar y recibir placer a través del tacto reduce el estrés.

Los estudios demuestran que dar y recibir placer a través del tacto al hacer el amor reduce el estrés, mejora el cociente intelectual y transmite nuestro amor, simpatía y gratitud hacia los demás con tanta eficacia como las expresiones faciales. Afortunadamente la piel tiene miles de terminaciones nerviosas capaces de transmitir y recibir todas esas buenas vibraciones.

 

1. Los hombres tienen la piel más gruesa que la nuestra, así que procura presionar algo más firmemente cuando le acaricies. También tienen una temperatura corporal más alta, así que enciende el aire acondicionado o enfría un poco el aceite para masaje antes de aplicárselo. Un masaje erótico le pondrá a mil.

 

2. Usa los dedos en lugar de las palmas para acariciarle el cuerpo: las puntas dactilares están dotadas de docenas de receptores nerviosos. Para proporcionarle a él una sensación nueva, roza su torso con tus pechos o con la planta del pie.

 

3. Acaricia sus ingles, muy cerca del escroto y alrededor del perineo (esa zona entre el escroto y el ano). Al encontrarse tan cerca del pene, este área resulta sumamente sensible.

 

4. Un estudio de la Universidad norteamericana de Virginia ha demostrado que darse la mano tiene un efecto calmante inmediato, ya que provoca el descenso de los niveles de cortisol, directamente relacionados con el estrés. Sin embargo, Laura Berman señala que rara vez nos damos la mano durante el sexo. Sugerencia: cuando estéis a punto de llegar al clímax, enlaza tus dedos con los suyos para disfrutar de un subidón emocional y sensorial aún más potente en el orgasmo.

 

5. Otro estudio de la Universidad Queens de Canadá indica que es más probable que nos excitemos cuando no podemos anticipar qué es lo que va a pasar (por este motivo no podemos hacernos cosquillas a nosotras mismas, porque no nos sorprendemos). Tapaos ambos los ojos con un pañuelo y variad la presión y localización de vuestras caricias.

 

6. Móntalo durante el sexo. Cubriréis más territorio táctil al tener las piernas enlazadas y los brazos tocándose.

Etiquetas: amorchicosconsejossexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS