El Kamasutra en la oficina

¿Sexo en la oficina?

Echamos mano del Kamasutra para que disfrutes de un poco de sexo en la ofi.

Hace poco que has llegado a la nueva oficina y, desde el principio no has podido apartar la mirada de ese chico tan increíble que se sienta justo al lado de tu mesa. O a lo mejor no puedes dejar de pensar en la sonrisa (y en el culito) del nuevo miembro de la empresa. O incluso ya hace un tiempo que trabajas en la misma oficina que tu pareja y quieres meter un poco de picante en tu vida sexual y llevarla más allá de tu cama o de vuestra casa. ¡Nos parece perfecto!

No importa cuál sea la situación en la que te encuentres, el caso es que te estás planteando seriamente tener un poco de sexo salvaje en la oficina, ¿verdad? Primero, aunque es una idea estupenda, lo mejor es que seas bastante cuidadosa. Lo más probable es que no quieras que nadie se entere de los detalles de tu vida sexual, y menos todavía si el escenario es tu lugar de trabajo. Puede que te arrepientas después de los cotilleos que se pueden generar a tu alrededor. Así que, en primer lugar, discreción. Y ahora, después de avisarte, te damos algunos trucos para que disfrutas del mejor sexo en tu trabajo, con quien tú quieras.

 

Instrucciones eróticas

Pídele que se siente en la silla del escritorio para realizar esta postura kamasutra, con las piernas abiertas y los pies apoyados en el suelo. Ponte de pie entre sus piernas dándole la espalda y siéntate sobre su regazo. Una vez que esté dentro de ti, inclínate hacia delante y estira los brazos hasta que alcances el escritorio. Sube los pies y déjalos suspendidos en el aire. Él debe agarrarte de las caderas y penetrarte realizando pequeños círculos mientras tú mantienes las piernas juntas en esta posición sexual.

 

Por qué te va a encantar

¿Quién dijo que el trabajo de oficina era aburrido? Prepárate para ser transportada al éxtasis: en esta postura sexual tu amante es literalmente el jefe. Pero a diferencia de las clásicas posturas al estilo perrito con las que puedes lastimarte las rodillas, tu chico estará sentado, relajado y podrá concentrarse en llevarte a alturas increíblemente orgásmicas, para que tu orgasmo sea total. Aunque si en algún momento quieres recuperar el mando, te recomendamos que te des la vuelta, quedando de frente a él, y mientras él se mantiene sentado, permite que te penetre. Lleva tú el ritmo para alcanzar el orgasmo cuándo y cómo quieras. Te recomendamos que hagas cambios de intensidad para que tanto tú como tu chico lo disfrutéis todavía más.

 

Truco sexual

Para darle más valor erótico a la postura kamasutra, pídele que te empuje un poco más hacia delante y varíe sus movimientos priorizando las embestidas circulares. Los innumerables giros de este proyecto de pasión conseguirán que no te importe quedarte hasta tarde en la oficina.

Etiquetas: consejosparejarelaciónsexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS