dietabocadillo

La dieta del bocadillo

¿Qué es eso de adelgazar comiendo bocatas?

¿La dieta del bocadillo? Seguro que a alguien se le ha ido la pinza... ¡Pues no! Aunque no te lo creas el pan es uno de los alimentos básicos en una dieta equilibrada. Sin embargo, en las últimas décadas tomar pan blanco es como invocar al demonio, sobre todo en el sector femenino. El doctor Félix Gómez-Guillamón, autor del libro "Adelgace comiendo pan" y médico especialista en Nutrición, nos asegura que el pan no es lo que engorda, sino todo lo que le acompaña porque el pan no tiene un valor calórico alto y cuenta con unos niveles de grasas muy bajos.

 

¿Te convence la dieta del bocadillo?

Si eres de las que llevas una vida ajetreada y no paras ni un minuto, esta puede ser la dieta ideal que complemente tu estilo de vida de una forma sana y eficaz, sobre todo si comes fuera de casa todos los días y si no te gusta cocinar, ¡aquí tienes la solución! A continuación despejamos algunas dudas sobre el pan y la dieta del bocadillo.

 

Engorda su contenido

El pan, así solito no engorda, lo que engorda son sus compañeros de viaje. Aunque debes tener en cuenta que, como pasa con otros alimentos, si te pasas de cantidad sí que te hará engordar. Como en todo en esta vida, lo mejor es la moderación.

 

Mejor integral

El pan integral es bueno para regular el tránsito intestinal y para aportar fibra al organismo, además la sensación de saciedad es casi la misma que cuando comes pan blanco.

 

Más nutrientes

¿Qué aporta el pan a nuestro organismo? Sobre todo hidratos de carbono, pero también; magnesio, calcio, fósforo y vitamina B.

 

¿Mejor la corteza?

Si eres de las que quitan la miga, ¡no te engañes! Tanto la corteza como la miga aportan la misma cantidad de calorías a nuestro organismo, aunque las leyendas urbanas dicen que la miga es lo que más engorda, pero no es verdad.

 

¿Y el pan tostado?

Otro mito que debemos despejar es que el pan tostado engorda menos que el pan fresco, pues bien ¡tienen las mismas calorías! Así que si estás haciendo el esfuerzo de comer pan tostado porque crees que el fresco engorda, ¡ya puedes ir acabándote el último paquetito de rebanadas y empezar de nuevo con un pan recién salido del horno!

 

Ejemplo de dieta del bocadillo

Desayuno

- Un té o un café con leche desnatada.

- Unas tostadas de pan.

- Una pieza o porción de fruta.

 

Media mañana

- Un yogur desnatado, una pieza de fruta o un café con leche desnatada.

 

Comida

- ¡Llega la hora del bocata! Puedes preparar un bocadillo con carne de pavo o jamón cocido y añadir queso fresco, tomate, atún con verduras, etc. Puedes acompañar la comida de un zumo de frutas o un yogur con 0% de materia grasa.

 

Merienda

- Fruta o yogur desnatado.

 

Cena

Puedes hacer las mismas cenas que harías para una dieta blanda, por ejemplo; filete a la plancha, ensalada mixta (sin exceso de aceite en el aliño), ensalada de lentejas, pescado blanco o azul cocido o a la plancha, arroz integral con verduras, etc.

Etiquetas: comidaconsejosdietassalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS