mujerestresada

Cuando los nervios atacan

¿No puedes evitar entrar en un estado de nerviosismo?

Los olores, los ruidos y hasta cierto tipo de luces pueden provocar irritación y estados de nerviosismo. El estrés tiene muchas caras y más de una razón y, como se suele decir, cada persona es un mundo.

Ahora, si quieres saber qué tipo de estrés es el que sufres lee estas preguntas y apunta con cuáles te sientes más indentificada:

 

1. ¿Te fastidia, y te pone especialmente inquieta y nerviosa, esperar en una cola o estar dentro del metro lleno de gente?

2. ¿Te irritan las habitaciones desordenadas y los lugares caóticos, como un escritorio cubierto de montones de papeles?

3. ¿Te ponen nerviosa las alarmas de los coches en la calle y los ruidos de las sirenas de los bomberos, ambulancia y policías?

4. ¿Te agobia el humo de los coches cuando estás metida en un atasco?

5. ¿Odias conducir de noche?

6. ¿Te sientes incómoda con algunas prendas de vestir porque su tela te produce una sensación desagradable sobre la piel?

7. ¿Te cuesta concentrarte cuando tienes a alguien cerca de ti que está hablando por teléfono?

8. ¿Procuras no sentarte al lado de una persona que lleva un perfume demasiado fuerte?

 

Si has contestado sí a las preguntas 3 ó 7 es probable que sufras:

 

Estrés auditivo

Señales evidentes del estrés auditivo: Cualquier ruido de fondo te molesta, te distrae y te irrita. El sonido de la tele del vecino, las conversaciones de tus compañeros de oficina y, sobre todo, las alarmas y sirenas de los coches.

Razones: Hay personas especialmente sensibles a los ruidos que sufren estrés auditivo, sobre todo si están tomando algún medicamento, como los antidepresivos, que incrementan la percepción auditiva.

Técnicas contra el estrés auditivo: date un paseo diario por un parque, tómate el café en un sitio tranquilo o lee el periódico en una biblioteca. Si puedes mantener tu sistema nervioso en estado de calma durante más tiempo, conseguirás minimizar tus reacciones ante los ruidos molestos.

 

Si has contestado sí a las preguntas 1 ó 6, es probable que sufras:

 

Estrés táctil

Señales evidentes del estrés táctil: Te sientes muy incómoda con ciertas situaciones, como notar el roce de las etiquetas de la ropa sobre tu piel o el contacto físico con otras personas, por ejemplo, los masajes, pedicuras o reconocimientos médicos.

Razones: Puede que tengas alergia a algún tejido o componente químico o que tengas la piel reseca. Pero también es probable que la zona de tu cerebro que regula el sentido del tacto esté hiperactivada.

Consejo relajante para el estrés táctil: Lo primero que debes hacer para descartar una posible alergia es consultar a un especialista y, mientras tanto, usar detergentes especiales que no irriten la piel, que deberás tener siempre bien hidratada.

 

Si has contestado sí a las preguntas 4 ó 8, es probable que sufras:

 

Estrés olfativo

Señales evidentes del estrés olfativo: Parece como si olieras cosas que nadie más percibe y los aromas fuertes, como los de algunos perfumes, el de la gasolina, y los más desagradables (las basuras o el abono del césped) te provocan dolor de cabeza, náuseas y hasta mal humor.

Razones: En principio, las mujeres tienen muy desarrollado el sentido del olfato, y éste suele acrecentarse durante el embarazo. Pero además, los olores tienen muchas connotaciones emocionales, así que los que están asociados con recuerdos desagradables del pasado pueden llegar a provocar reacciones muy negativas.

Consejo contra el estrés olfativo: Lo mejor, según los expertos, es combatir los malos olores con otros buenos. Si tu ambiente de trabajo huele a tabaco, enciende alguna velita aromática o ten siempre cerca un ramo de flores naturales. Lleva un perfumador de bolso con tu fragancia favorita para neutralizar los olores "a humanidad" de los sitios cerrados y, sobre todo, no dramatices si algo te huele muy mal. Convéncete de que, aunque no te guste, eres capaz de aguantarlo. Después de todo, no vas a consentir que un simple mal olor te arruine el día, ¿verdad que no?

Etiquetas: consejossaludwellness

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS