callarpareja

Cosas que debes callar con tu pareja

Si eres sincera hay cosas que es mejor no contar...

Es fantástico saber que puedes contarle cualquier cosa a tu chico, pero que puedas no significa que debas. Si un día sales de marcha con tus amigas y terminas "accidentalmente" besando a un camarero, debes impedir que tu chico reciba esa información. ¿Para qué contar algo que sólo le ofendería y perjudicaría tu relación? Pero hay una gran diferencia entre la mentira habitual y guardar un secreto: esto último no es mentir, sino no contarlo todo. Te descubrimos en qué situaciones deberías cerrar el pico.

El amigo de tu novio te quiere ligar

Natalia, de 25 años, vivió una situación muy embarazosa cuando, en una fiesta, el amigo de su novio le propuso sumergirse desnudos en el jacuzzi. No supo cómo reaccionar. "Me quedé bloqueada, sólo quería salir de allí", recuerda. Aunque tu primera reacción sea ir a contárselo a tu amorcito para que vea lo malo que es su amigo, la mejor opción es callar.

Aunque te cueste imaginarlo, puede que tu chico no te crea e incluso que se enfade y te acuse de intentar arruinar su amistad. O si te cree, quizá decida romper la relación con su amigo y te acuse de ello con el tiempo. Vamos, que en cualquier caso eres tú quien sale perdiendo. Si sucede una sola vez, es mejor dejarlo pasar. Pero si esta situación se repite, debes enfrentarte a ella. "Lo correcto es resolverla una misma sin implicar a nadie, y hacerlo apelando a la amistad que une al amigo y a tu chico", explica la psicóloga Carmen Molina. Esta táctica fue la que utilizó Rita, de 26 años. Harta de que un compañero de facultad de su novio no dejara de tocarle disimuladamente el trasero durante un concierto, le dijo: "No me gusta que me toques, y creo que a tu amigo Juan tampoco le va a gustar". Se quedó cortado y no volvió a intentar nada.

 

Espiar a tu novio

Imagina que encuentras la agenda de tu novio abierta sobre la mesa de la cocina. La curiosidad te puede, así que la hojeas y descubres que tiene una cita con Clara el viernes por la noche. Te mueres por saber quién es Clara, pero no vas a poder preguntárselo nunca porque se sentiría traicionado. "Husmear en la intimidad de la pareja demuestra una falta total de confianza, y confesar que se ha hecho es como confesar una traición", asegura Carmen Molina.

Lola, de 24 años, lo descubrió demasiado tarde. Husmeando en el escritorio de su chico, encontró una carta cerrada con letra de mujer. "Me dio un ataque de celos. Miré en todos sus bolsillos y escuché los mensajes de su contestador, buscando no sé qué. Como no encontré nada, me puse a leer su correo electrónico", cuenta Lola. Y su chico la pilló con las manos en la masa. "Cuando me di cuenta de que estaba detrás, mirando por encima de mi hombro, ya era tarde. Rompió conmigo", recuerda. Nunca preguntes por algo que te preocupa si has obtenido la información de manera inconfesable. Deberás tener paciencia y esperar a que te lo cuente. O puedes sacar de manera natural el tema, sin especificar nada concreto. Pregunta cuando haya pasado la cita "¿qué tal ayer?", y espera a que él mismo desvele quién es la dichosa Clara.

 

No te cae bien la famiia de tu novio

"La madre de mi novio me pone de los nervios. Es compradora compulsiva, clasista y snob, y creo que piensa que no estoy a su altura porque no pierde la oportunidad de criticarme", se lamenta Julia, de 29 años. Es normal que te moleste una situación así, pero nunca olvides que un enfrentamiento con tu "suegra" podría acabar con tu relación. Los hombres aman incondicionalmente a sus madres, al menos la mayoría. La sangre tira mucho, así que para tener contento a tu chico debes ser aceptada por su familia. Aunque tengas que hacer de tripas corazón, no critiques a ninguno de los suyos en su presencia. Además, ¿qué familia es perfecta? Julia optó por tragar y poner su mejor cara a la madre de su chico. Recuerda que no tienes la obligación de ir a todas las citas familiares de tu novio pero, si lo haces, acude con tu mejor sonrisa. Piensa que lo haces por él.

 

Si tu amiga critica a tu novio

Si una amiga tuya critica a tu pareja, debe quedar entre vosotras. Por un lado, porque tu amiga confía en que ha sido una conversación privada que vas a guardar para ti; y por otro, porque no te interesa que tu chico piense que cuando estás con tus amigas te dedicas a ponerle verde. Rosa, de 31 años, reconoce que metió la pata cuando en una discusión con su chico le soltó: "Tiene razón Blanca cuando dice que eres un insensible". ¡Qué error! Su chico no dijo nada, pero cuando se encontraban con Blanca no abría la boca para no decir nada insensible", según él. Cada vez que coincidían, Rosa lo pasaba fatal. Así que guarda los comentarios negativos sobre tu chico para ti. O mejor, no los pidas ni los escuches, así no tendrás que ocultarlos.

 

Has cometido una infidelidad

Llegamos a la madre de todos los secretos. Aunque los remordimientos no te dejen vivir, nunca (¡nunca!) le debes confesar a tu chico que le has engañado con otro. "En estos casos, esa supuesta sinceridad no es más que una forma de egoísmo. Necesitamos confesar para sentirnos menos culpables, y además para aliviar nuestra responsabilidad involucramos al otro", dice la psicóloga Carmen Molina. Si confiesas, cuenta con que no te va a entender, no te va a perdonar y va a perder la confianza en ti, tal vez para siempre. ¿Es lo que quieres? Laura, de 25 años, fue astuta y calló. "Una semana antes de mudarme de ciudad para ir a vivir con mi novio pasé la noche con un chico que conocí en un bar. Me sentí la peor persona del mundo, pero me juré que nunca más ocurriría y decidí callar. No iba a solucionar nada y no era el mejor modo de empezar la vida en común." Si estás dispuesta a que tu relación funcione, no confieses, sé valiente y acepta sola tu responsabilidad. De lo contrario... busca a un buen terapeuta de pareja.

Etiquetas: consejosparejarelaciónsexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS