beneficiossexosalud

Beneficios del sexo para tu cuerpo

¿Quieres conocer cómo mejora nuestra salud?

Protege tu pecho

En varias universidades se están llevando a cabo una serie de estudios sobre la incidencia del cáncer de pecho y los beneficios del sexo en la salud. Los primeros resultados apuntan que mantener una actividad sexual regular (lo que implica hacer el amor al menos 6-8 veces al mes) reduce el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer pasados los 40 años. Aunque dichos estudios aún no han concluido, parece ser que durante el sexo suben los niveles de DHEA en tu organismo, una hormona con probadas propiedades anticancerígenas.

Por otra parte, desde hace tiempo, se sabe que el embarazo y la lactancia son factores que también reducen las probabilidades de sufrir este problema en el futuro.

 

Refuerza el sistema inmunologico

¿Buen sexo igual a buenas defensas? Parece que sí. La acción que la química hormonal propia de la actividad sexual produce en tu cuerpo ayuda a que el organismo segregue más cantidad de sustancias capaces de fortalecer las defensas, como ha comprobado un grupo de investigadores de California, por lo tanto se trata de otro de los beneficios del sexo para la salud.

Basta con tener relaciones sexuales dos veces a la semana para que suba el nivel de anticuerpos (especialmente de inmunoglobulina A) y estés mejor protegida frente a las infecciones (y en los meses fríos, ante catarros y gripes).

 

Activa la circulación sanguínea

La excitación sexual, unida a los movimientos pélvicos que se producen durante el coito, incrementa los latidos y el ritmo cardiaco. Esto hace que los vasos sanguíneos se dilaten y la sangre fluya mejor, no sólo en la zona genital, sino en todo el cuerpo. Y una buena circulación de la sangre consigue que los tejidos internos estén correctamente oxigenados y se mantengan en forma durante más años. Además, evita la formación de antiestéticas venitas y dolorosas varices.

 

Regula tus reglas

Otro de los beneficios del sexo si tiendes a tener menstruaciones irregulares, es una mayor regularidad durante las temporadas que practicas sexo a menudo. Los ginecólogos han comprobado este efecto y un grupo de investigadores norteamericanos ha ido más allá, asegurando que no es el orgasmo en sí, sino la intimidad con tu pareja (no ocurre lo mismo cuando te masturbas) y el hecho de entrar en contacto con las feromonas masculinaslo que parece que actúa sobre las hormonas que regulan el ciclo menstrual.

 

Te levanta el ánimo

Es evidente (seguro que lo has experimentado más de una vez) que una buena sesión de sexo hace que te sientas mucho mejor. Además del placer y la satisfacción producidas por el acto en sí mismo, se ha comprobado que durante la relación sexual (y también en la masturbación) el organismo libera endorfinas y oxitocina. Ambos tipos de hormonas producen bienestar físico y emocional, lo que ayuda a remontar estados de ánimo bajos y pequeñas depres.

En países como Suecia y Holanda, algunos psiquiatras están constatando que el sexo es un gran antidepresivo: los pacientes que, a pesar de su trastorno, continúan manteniendo relaciones sexuales, mejoran antes y necesitan menos medicación que los que no las tienen.

 

Te ayuda a adelgazar

Y por varias razones: en primer lugar, al practicar el sexo estás haciendo un ejercicio físico que moviliza todas las partes de tu cuerpo y que, por lo tanto, te ayuda a quemar calorías. ¿Cuántas? Un informe las ha calculado así: desnudar a tu pareja quema unas 100 calorías; las caricias suaves, de 20 a 40, y un beso apasionado, 60. Una sesión sexual que dure veinte minutos en la postura del misionero consume unas 250 (en posturas menos clásicas y más complicadas se pueden llegar a quemar hasta 400).

Por otra parte, en muchas ocasiones, es la ansiedadla que te hace comer demasiado y hasta te produce verdaderos ataques de hambre. Está claro que la actividad sexual es un buen antídoto contra dicha ansiedad y una de las formas más placenteras de evitar que te refugies en la comida para compensar tus insatisfacciones.

Etiquetas: parejarelaciónsaludsexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS