ataqueanseidad

¿Cómo reconozco un ataque de ansiedad?

¿Qué es un ataque de ansiedad? ¿Cómo puedes reconocerlo?

Hoy en día los ataques de ansiedad son cada vez más frecuentes. Este tipo de ataques pueden desequilibrarte, no sólo tu estado emocional sino también físico. El cuerpo suele reaccionar con un ataque de ansiedad cuando se defiende de algo, como los ataques de pánico, que en cierto modo forman parte de la misma familia. Sabemos que no es algo letal, pero que sí te puede afectar a otros niveles, como, por ejemplo, caída del cabello, estrés, depresión, etc.

 

Síntomas del ataque de ansiedad

Seguro que hay veces que no sabes cómo reconocer un ataque de ansiedad. Lo primero que hay que tener en cuenta es que es una reacción del cuerpo muy normal y que no eres un bicho raro por tener un ataque de ansiedad. Los síntomas comunes a casi todos son que te empiece a temblar el pulso y una sensación de mareo. Cuando nuestro cerebro identifica que tiene que defenderse de algo que no le agrada nada se acelera nuestro ritmo cardiaco e, incluso, podemos llegar a tener taquicardias y dolor de pecho (pinchazos) porque estamos reaccionando a algo que nos da pánico o consideramos que hay que luchar contra un peligro.

Otros síntomas frecuentes pueden ser: sequedad de boca, caída del cabello frecuente, sudores fríos y calientes (cambios de temperatura corporal bruscos), ganas de vomitar, diarrea, también se te pude nublar la vista, etc.

 

Cómo prevenir ataques de ansiedad

En temas de bienestar y salud hay algo claro, "prevenir es curar" y como esta sabia frase también hay sabios consejos de especialistas que nos cuentan cómo corregir esos malos hábitos para evitar los ataques de ansiedad.

Evitar la ansiedad no es fácil pero sí que es posible. Lo primero, tienes que saber localizar bien qué temas y qué hechos en tu vida te están produciendo ansiedad. Si no localizamos el problema no podemos remediarlo, así que esta es la parte más importante.

Una vez localizado el foco de lo que te genera ansiedad intenta restarle importancia y corregir en tu cerebro esa sensación de malestar. Tienes que concienciarte de que esas situaciones no son tan peligrosas y no deben generar ese estado de alerta cada vez que te sucedan.

Etiquetas: consejossaludwellness

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS