7 falsos mitos sobre alimentación

7 falsos mitos sobre alimentación

Existen falsos mitos que hacen que no llevemos la dieta equilibrada que necesitamos.

¿Todos los productos light no engordan? ¿No se debe beber agua mientras se come? Álex Pérez, nutricionista de GO fit, nos ayuda a desmontar ciertos mitos muy extendidos que en ocasiones pueden hasta perjudicar nuestra salud.

 

La sal engorda

¡Mentira! Lo que sucede con la sal es que nos hace retener más líquidos en nuestro cuerpo, ¡no grasa! Es cierto que esta agua retenida nos hace aumentar de peso pero, en cuanto dejemos de ingerir sal en exceso, volveremos a nuestro peso inicial.

 

Las espinacas nos dan más fuerza

Quizá a Popeye le funcionaba, pero al resto de la humanidad no. Es cierto que las espinacas nos aportan un poco de hierro –además de fibra, vitamina K, B9 y A, potasio y muy pocas calorías- pero es mucho menos eficaz en este aspecto que alimentos de origen animal.

 

Beber agua en las comidas engorda

Es otro falso mito, y además bastante absurdo. El agua engorda lo mismo antes, durante y después de comer: ¡nada! Contiene 0 calorías.

 

La cerveza engorda

Ya sabemos que todo es relativo. Todo depende de cuánta cerveza se ingiera pero la cantidad de carbohidratos y de alcohol que contiene es bastante pequeña. Aunque depende de la cerveza, lo normal es que una lata contenga entre 100 y 120 calorías. Para que puedas comparar, ten en cuenta que una manzana mediana tendría unas 100 calorías.

 

Los lácteos son malos para la salud

A pesar de todo lo que has escuchado sobre los lácteos, si no existe intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de vaca, no son perjudiciales para la salud. Todo depende de la grasa que contengan esos lácteos que consumimos y de la cantidad. Nunca hay que abusar, pero de nada.

 

Los productos light y 0% grasas adelgazan

Un alimento light, por su propia definición, aporta menos calorías que ese mismo alimento no light (de hecho, debe ser un 30% menos). Pero esto no quiere decir que no tenga calorías o que no nos aporte otras cosas, como demasiada energía (por ejemplo las patatas fritas light). Por su parte, los productos 0% grasa pueden contener otros nutrientes que nos aporten más calorías, como los carbohidratos y las proteínas.

 

Los productos integrales engordan menos

Si los productos integrales tienen exactamente la misma composición que los hechos con harina refinada, sí engordan menos, pero no de forma espectacular. De hecho, 100 gramos de pan blanco aporta 260 calorías, mientras que 100 gramos de pan integral aporta 230, la diferencia es casi insignificante.

Lo beneficioso de los productos integrales se encuentra en que son más ricos en fibra, vitaminas y minerales gracias al tipo de harina. Pero no te creas que unas magdalenas integrales engordan menos que unas normales, también contienen grasa y azúcar. 

Etiquetas: comidaconsejossalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS