Esto te ha pasado mientras tenías sexo

Esto te ha pasado mientras tenías sexo

Y a todo el mundo. Pero nadie habla de ello.

Sí, seguro que te suena. Esos momentos durante tus relaciones sexules en los que agradeces que la luz esté apagada. Porque una de dos: o te pones totalmente colorada o notas como una risa tonta lucha por salir de tu boca en el instante más inoportuno. Pero no te preocupes. No estás sola. Nos ha pasado (y nos pasa) a todas. Y quien diga que no, miente. Y lo sabes.

Estáis en uno de los mejores momentos cuando de repente… ¿qué ha sido ese ruido? Sí, tiene nombre. Se llama ‘queefing’. Y es totalmente normal. Ocurre cuando ha quedado algo de aire dentro de tu vagina y sale. Y probablemente sea porque estás cambiando de postura constantemente y te lo estés pasando muy bien. Tan bien que al día siguiente te levantas con cuatro arañazos en la espalda, un par de chupetones en el cuello y un moratón en la rodilla (sí, el golpe ese que te diste contra la mesilla). ¿Cuándo se convirtió esto en un deporte de riesgo?

Lo normal es que te dejes llevar, ¿verdad? Y tanto tu cuerpo como tu mente se relajan. Y tu lengua también. Y de repente… ¿pero qué acaba de salir de mi boca? No pasa nada porque ‘hables sucio’ durante el sexo. De hecho, lo más probable es que a tu pareja le guste. Mucho. Así que relájate y disfruta… Pero no termines haciendo mentalmente la lista de la compra, por favor.

¿Y qué pasa cuando alargas, y alargas, y alargas los preliminares pero no hay manera de que estés lubricada? Pues es bastante normal, así que nada de agobiarse. Tus ciclos hormonales varían a lo largo del mes y es lógico que no seas capaz de estar preparada en algunos momentos. ¿Solución? Muy fácil. Ten siempre preparado una ayudita extra con un bote de lubricante. ¡Sin vergüenza!

Etiquetas: amorparejarelaciónsexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS