¿Está engañándote?

¿Está engañándote?

¿Celosa patológica o desconfiada con razón?

Juras y perjuras que no eres una persona celosa. No te importa que tu chico quede de vez en cuando con sus amigas, salga con sus compañeras de clase o se tome un café de vez en cuando con su exnovia. Incluso pasas de cotillearle el móvil, porque crees que el pilar fundamental de una relación es la confianza. Y entre vosotros hay mucha. ¿O no?

Cuidado. Una cosa es no volverse loca de celos cada vez que tu pareja queda con una persona del sexo opuesto y otra es cerrar los ojos y no hacer caso a esas señales que te permiten empezar a desconfiar. ¿Desde hace unas semanas su móvil comienza a sonar a horas raras y sus explicaciones son muy vagas? ¿Nunca estaba pendiente del WhatsApp y ahora se pasa todo el día mandando mensajes? Extraño.

Antes de contratar a un detective o seguirle cuando salga de casa, analiza. ¿Se acerca tu cumpleaños o tu aniversario? A lo mejor te está organizando una sorpresa increíble. No querrás estropearla por celos, ¿verdad? Así que toca fijarse en otras señales. Por ejemplo, el sexo. ¿Antes le apetecía todo el rato y ahora le duele siempre la cabeza? ¿No tiene tiempo para vuestra ducha de la mañana? Mal rollo.

Juras y perjuras que no eres una persona celosa. No te importa que tu chico quede de vez en cuando con sus amigas, salga con sus compañeras de clase o se tome un café de vez en cuando con su exnovia. Incluso pasas de cotillearle el móvil, porque crees que el pilar fundamental de una relación es la confianza. Y entre vosotros hay mucha. ¿O no?

Cuidado. Una cosa es no volverse loca de celos cada vez que tu pareja queda con una persona del sexo opuesto y otra es cerrar los ojos y no hacer caso a esas señales que te permiten empezar a desconfiar. ¿Desde hace unas semanas su móvil comienza a sonar a horas raras y sus explicaciones son muy vagas? ¿Nunca estaba pendiente del WhatsApp y ahora se pasa todo el día mandando mensajes? Extraño.

Antes de contratar a un detective o seguirle cuando salga de casa, analiza. ¿Se acerca tu cumpleaños o tu aniversario? A lo mejor te está organizando una sorpresa increíble. No querrás estropearla por celos, ¿verdad? Así que toca fijarse en otras señales. Por ejemplo, el sexo. ¿Antes le apetecía todo el rato y ahora le duele siempre la cabeza? ¿No tiene tiempo para vuestra ducha de la mañana? Mal rollo.
engañandote

Si empiezas a sumar comportamientos extraños sabemos que al final caerás en la tentación. Todas lo terminamos haciendo antes o después. Abrirás su correo o pillarás su móvil en un momento en que tenga la guardia baja. Solo esperamos que no encuentres la invitación de su boda con su supuesta exnovia o un montón de mensajitos de amor desde el móvil de tu (ex) mejor amiga. Ojalá y te caiga una buena bronca por fastidiar tu fiesta sorpresa de cumpleaños.

Etiquetas: amorconsejosparejarelación

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS