pielsol

Todo lo que le pasa a tu piel mientras tomas el sol

Es normal que quieras coger color en verano, claro. Pero llevar a cabo una sobreexposición solar puede traerte serios problemas.

Es perfectamente razonable que quieras tener un bonito bronceado en verano. Pero llevar a cabo una sobreexposición solar puede traerte serios problemas en la piel.

“Aunque uses protección solar alta muy a menudo, conseguirás color”, afirma Doris Day, dermatóloga cosmética de Nueva York. De hecho, la experta nos aclara que "la crema solar no es una fórmula impenetrable, lo que quiere decir que los rayos del sol sí pueden llegar a 'tocar' tu piel, haciendo que la melanina produzca el moreno deseado".

Ya sabes que utilizar protector solar es fundamental. Pero atenta, porque no solo puedes quemarte... ¿Sabes realmente qué le está pasando a tu piel mientras te expones al sol? La Doctora Doris nos lo cuenta:

 

1. Tu ADN se está dañando

Hay dos tipos de rayos que llegan a tu piel: UVB y UVA. Los UVB tienen una longitud de onda más corta, de modo que penetran en la capa inferior de nuestra epidermis. La piel contiene células pequeñas y redondas, llamadas células basales, que se dividen continuamente, permitiendo ésta se regenere cada 28 días. Cuando no llevas protección solar, los UVB inciden sobre las células, dañando el ADN. Además, el sol activa los melanocitos, que son las células estimulantes de la producción de melanina (lo que le da el pigmento de la piel), para proteger el ADN.

Al final, puede que lo único que veas es un bronceado, pero lo que está sucediendo realmente es que tu cuerpo se está volviendo loco porque se está quemando, y el moreno es su modo de protección.

 

2. Los rayos UVA descomponen el colágeno y las fibras elásticas, por lo que hacen que envejezcas antes

Los rayos UVA, tienen longitudes de onda más largas, por lo que penetran más profundamente en las capas de la piel (donde están el colágeno y la elastina). Estos rayos consiguen que ambos se rompan, dejando a la piel con menos firmeza.

Nota: esto es lo que haces cuando vas a un solárium.

 

3. Pasar de quemadura en quemadura puede causar cáncer

Al quemarte, la piel pasa por un proceso de reparación en el que tiene que decidir si la célula afectada está demasiado dañada para quedarse o no. Si la célula que está dañada trata de repararse a sí misma, pero no lo consigue, puede transformarse en una célula cancerígena.

 

4. El sol afecta a todo el mundo, pero la gente más blanca tienen más riesgo de tener melanoma

Si eres muy blanquita, significa que tu piel no puede producir la melanina adecuapa para no quemarte. El exceso de sol puede dañar los melanocitos y dividirlos, provocando un mayor riesgo de contraer melanoma.

 

5. Las pecas de verano son una bonita manera de decirte “¡exceso de sol!”

Las pecas son uno de los efectos secundarios más comunes en mujeres que toman hormonas y pasan mucho tiempo expuestas al sol sin suficiente protección.

 

6. Demasiada exposición puede hacer que tu piel joven se comporte como una más vieja

Si alguna vez te has fijado en la piel de tus abuelos, o incluso tus padres, es probable que hayas encontrado manchas marrones en la cara. Esto se debe al estímulo del sol en los melanocitos. Pero ojo, que aunque seas joven también te puede pasar: si pasas mucho tiempo al aire libre sin protección, dichas manchas pueden aparecer, desde los 20 años, por la cara y el cuerpo.

Y lo peor de todo: son prácticamente imposibles de eliminar.

 

7. El sol puede causar la rotura de vasos sanguíneos

Aquellos vasos sanguíneos que se encuentran cerca de la superficie de la piel pueden dilatarse y hacerse visibles con el sol. Esto se debe a que cuando estás en medio de una exposición, el cuerpo trata de controlar la temperatura interna y provoca la expansión de los vasos sanguíneos.

 

8. Los rayos del sol intensifican el acné

Contrariamente al pensamiento general, el sol no es un remedio del acné, sino un enemigo. Lo que realmente está pasando es que tu piel se seca y produce más grasa, lo que desencadena más granos.

 

9. El sol acaba con la hidratación de tu pelo

No solo afecta a tu piel. Mientras estés en temporada de playa, es conveniente que protejas más tu pelo en cada lavado. De lo contrario, el sol acabará con toda la humedad de tu pelo, dejándolo más frágil.

 

10. Si no proteges tu pelo adecuadamente, puedes estropearte el color

El castaño tornará a rojo, el rubio a platino, y el rojo desvanecerá.

Etiquetas: bellezaconsejospielsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS