¿Todavía no has probado el ‘dermarolling’?

¿Todavía no has probado el ‘dermarolling’?

¿Por qué clavarte agujitas en el rostro puede mejorarlo?

No, no estamos locas. Y no, esto tampoco es un instrumento de tortura. Lo prometemos. Y si no lo habías visto antes, te lo presentamos. Es el ‘dermaroller’. Así se llama este cepillito que tiene incrustadas un montón de agujitas finas. Y sí, pretenden que nos masajeemos la cara con esta maravilla.

Pero, ¿por qué sufrir sin razón? Bueno, innecesariamente tampoco. Muchas ‘celebrities’ ya lo han probado y aseguran que después de unas semanas de tratamiento notan como su cutis ha ganado firmeza y flexibilidad y está mucho más luminoso. Además, juran que las cicatrices y marcas también se atenúan.

De hecho, es una de las herramientas recomendadas para acabar con esas marquitas que deja el acné. ¿Y cómo lo consigue? En teoría, el hecho de pasarte varias veces este cepillo por la cara provoca micro lesiones en tu piel, lo que a su vez genera que se regenere con mayor facilidad. Y nos prometen que no duele. Al menos, no mucho. ¿En serio?

Pero no solo se utiliza para la piel del rostro. Muchas han decidido probar este invento para eliminar otro tipo de cicatrices, como por ejemplo las que provocan las estrías. Pero para eso necesitas un cepillo con agujas más grandes. Te estás empezando a asustar un poco, ¿verdad? Lo comprendemos, pero ya te lo decía tu abuela. Para presumir hay que sufrir, ¿no?

Etiquetas: bellezamaquillajepieltendencias

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS