Toda la vida echándote mal la crema de ojos

Toda la vida echándote mal la crema de ojos

Y tú sin saberlo.

Creías que no lo conseguirías. Al principio te costó entender que la crema de ojos es un bien necesario para conseguir esa mirada de la que presumes todos los fines de semana. Pero ahora no puedes vivir sin ella. El siguiente paso es aprender a aplicártela correctamente. Ah, ¿qué creías que ya lo hacías?

Primero, vamos por zonas. Es muy importante que la apliques en unos lugares y no en otros. Después de lavarte bien las manitas, coge tu crema habitual y repártela alrededor de la órbita del ojo mediante toquecitos suaves. Esta es la zona adecuada para la que está indicada la fórmula.

Cuidadito con repartirla muy cerca de los ojos. Evita la parte más cercana a las pestañas. ¿Por qué? Tienes por costumbre parpadear, ¿verdad? Lo imaginábamos. Pues si la extiendes muy cerca de ellas, parte puede acabar dentro de tu ojo. Y no queremos que acabes con una irritación bastante molesta.

crema ojos

Y ahora pasamos a los ingredientes. Cuando vayas a elegir tu próxima crema, hay dos que no pueden estar en la etiqueta. Ni el ‘petrolatum’ ni aceites minerales. Estos aceites pesan. Mucho. Así que lo único que conseguirás es que con el paso del tiempo, la zona inferior del ojo pierda elasticidad. Piensa un poquito en el futuro y escoge fórmulas más ligeras, por favor.

Etiquetas: bellezaconsejosmaquillajetendencias

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS