reducirvolumenpiernas

Quiero reducir el volumen de mis piernas

Para eliminar lo que nos sobra de zonas concretas, como las piernas, debemos hacer ejercicios específicos y aplicar tratamientos concretos.

Cuando iniciamos una dieta y hacemos deporte, lo normal es reducir el volumen de las piernas, también de forma global en el resto del cuerpo. ¿Qué sucede si queremos perder de una zona concreta, como por ejemplo las piernas? Muchas chicas tienen tendencia a aumentar en esa zona, junto con los glúteos y las caderas, y a veces es más difícil bajar el volumen de esas partes tan concretas.

Aun así, existen algunos trucos que nos pueden ayudar a favorecer la eliminación de volumen en las extremidades y reducir el volumen de las piernas, eso sí, ¡sin olvidarte de comer sano y hacer deporte a la vez! Te damos algunos consejos que puedes incluir en tus rutinas como una ayuda extra.

 

Muy aeróbico

Realiza deportes aeróbicos para reducir el volumen de las piernas, en los que trabajes mucho las extremidades; como montar en bici (el 'spinning' es infalible), el 'footing' o la marcha.

 

Por las escaleras

Subir escaleras es un ejercicio excepcional y a tu alcance. Evita las escaleras automáticas en el metro y los centros comerciales, e intenta olvidarte del ascensor siempre que puedas. Realmente en pocas semanas se nota la diferencia.

 

Camina siempre que puedas

Caminar a buen paso a diario proporciona una forma bonita y estilizada a las piernas. Intenta hacerlo durante unos 30 minutos al día. De hecho, es una rutina que no sólo beneficiará a tus piernas sino a todo tu organismo.

 

Apúntate a las sentadillas

¿Sabías que las viejas sentadillas son excelentes para tonificar los glúteos y los muslos? Son uno de los ejercicios más completos que existen para reducir y endurecer el tren inferior.

 

¿Más ejercicios?

Además de los ejercicios aeróbicos, complementa con otros que sirvan para tonificar la musculatura de las piernas. Te proponemos tres:

- Colócate de pie, con las piernas separadas unos 30 centímetros y las manos apoyadas en las caderas. Levanta los talones hasta quedarte de puntillas, manteniéndote en esa posición unos segundos; después baja sin llegar a tocar el suelo. Repítelo 15 veces, descansa y realiza la serie dos veces más.

- De nuevo de pie, adelanta una pierna y flexiona la rodilla trasera, bajando la cadera tanto como te sea posible; la rodilla de la pierna adelantada quedará a 90º. Hazlo 15 veces con una pierna y 15 con la otra. Descansa y repítelo todo dos veces más.

- Ponte a cuatro patas sobre el suelo, con las manos separadas por el ancho de los hombros y las rodillas por el ancho de las caderas. Estira una de las piernas y elévala unos centímetros, volviéndola a bajar. Haz 15 repeticiones con cada pierna, descansa y haz el mismo proceso dos veces más.

 

¿Más consejos?

- Mejora la circulación sanguínea evitando la ropa muy ceñida.

- Juega con tu ropa y accesorios para crear una ilusión óptica de delgadez. Por ejemplo, evitando estampados que engorden las piernas y optando siempre por panties negros semitransparentes. Con un calzado adecuado también puedes estilizar tus piernas: evita los zapatos abotinados a favor de los que tengan un amplio escote en el empeine. Ganarás centímetros de largo.

- También puedes buscar ayuda en la medicina estética, que lucha directamente contra las grasas localizadas.

Etiquetas: bellezaconsejosfitnesssalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS