¿Qué sabes de tus pecas?

¿Qué sabes de tus pecas?

A partir de ahora te gustarán más.

Existen dos grupos de personas en este mundo. Aquellas que adoran sus pecas y las que harían lo que fuera por borrárselas de la cara. Si perteneces a estas últimas te vamos a dar un par de razones para que cada vez que te mires al espejo no tengas ganas de que desaparezcan.
 
Seguro que no sabías que actúan como protectores naturales frente al sol. Cuántas más tengas más protegida estás. Pero eso no te permite olvidarte de la protección solar para tu rostro. Si tienes pecas significa que tu piel también es más sensible a los rayos solares.
 
Si tú tienes pecas, lo más probable es que no seas la única de familia, ¿verdad? Seguro que alguno de tus padres, tus abuelos o tu tío también pueden presumir de ellas. Esto se produce porque son genéticas. Sí, puedes echarle la culpa a tu madre o a tu padre, porque ellos te han pasado ese gen que regula la cantidad de melanina que produces.
pecas2

Y ahora dos curiosidades. ¿Has echado un vistazo a tus fotografías de bebé? ¿A que en tu carita no hay ni rastro de pecas? Porque, aunque dependan de tus genes aparecen por la exposición al sol. Nadie nace con ellas. Y por cierto, agradece que hayas nacido ahora con ellas. En la époc medieval hubieras ido derechita a la hoguera por bruja.

Etiquetas: bellezaconsejosmaquillajepiel

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS