mascarillaspeloseco

Mascarillas naturales para el pelo seco

¿Tienes el pelo seco? Termina con tu problema con nuestras propuestas de mascarillas naturales.

Si sufres de melena encrespada, opaca, sin vida, y con puntas quebradizas, lo más probable es que tengas el pelo seco. Un tormento y más ahora que en los días de más calor y playa en los que el sol, el salitre del mar, el cloro de las piscinas, el secador o los tintes y el ambiente muy seco lo estropean aún más.

Puedes ponerle remedio de una manera natural, económica y en casa con recetas ancestrales que lo mantendrán terso y suelto. ¿Cómo? He aquí unas cuantas ideas de mascarillas naturales para que tu melena recupere todo su esplendor y conseguir un pelo sano e hidratado. Toma buena nota.

 

Jabón de Alepo

Una buena forma de mantener el cabello bonito y suelto es lavarlo con jabón de Alepo (en herbolarios). Tiene más de mil años de antigüedad y ha sido uno de los más utilizados en la cuenca mediterránea. Está elaborado artesanalmente a base de aceite de oliva y laurel; dicen que era uno de los más usados por Cleopatra por su acción nutritiva para piel y cabello.

 

Cuidado con el champú

Si lavas el cabello con champú, intenta que sea un champú suave o neutro y no lo hagas diariamente, ya que sus tensioactivos, no solo retiran la suciedad incrustada, sino los aceites naturales que segrega el cuero cabelludo desprotegiéndolo y agravando el problema de la sequedad.

 

Elixir de higo

Este dulce fruto es esencial en la alimentación de los países de la cuenca mediterránea por su riqueza en vitaminas B y C, minerales, potasio, calcio, fósforo y magnesio que nutren y reparan tanto la piel como el pelo seco. Prepara una mascarilla natural con dos yemas de huevo, un vaso de alcohol de higo ("mahiya", lo podrás encontrar en establecimientos de productos marroquíes), batir todo bien y masajear toda la cabeza con el cabello húmedo. Dejar en exposición 20 minutos y aclarar abundantemente.

 

Cataplasma de aceite de sésamo

El aceite de sésamo de primera presión en frío tiene un sinfín de propiedades, entre vitaminas y minerales, que lo hacen perfecto para nutrir piel y cabello. Calienta un poco de aceite y cuando esté templado, aplícalo sobre el cuero cabelludo mediante un ligero masaje, extiéndelo por medios y puntas y recógelo con un moño. Ponte un gorro de plástico para que el calor que acumula haga penetrar los activos del aceite en la cutícula. Dejar actuar como mínimo 30 minutos y lavar concienzudamente con un champú neutro.

 

Mascarilla de yogur natural y miel

La miel tiene grandes propiedades suavizantes y un sinfín de nutrientes (vitaminas A, C, D, E, K, grupo B, minerales, enzimas...) al igual que el yogur natural. Puedes beneficiarte de una rica mascarilla natural a base de estos dos ingredientes para dejar el cabello brillante y suave. Hacer la mezcla de una cucharada de miel en un vaso de yogur natural, aplicarla sobre el cabello, dejar actuar 15 minutos y retirar con un champú suave o neutro.

 

Y recuerda...

Los suplementos alimenticios como el aceite de onagra o vitamina E, gracias a su alto contenido en ácidos grasos esenciales, nutre la piel y el cabello desde el interior reflejándose en el exterior. Haz la prueba.

Etiquetas: bellezaconsejospelopiel

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS