mascarillaspelograso

Mascarillas naturales para el pelo graso

¿Tienes el pelo graso en exceso? Te damos algunas buenas ideas en mascarillas naturales para terminar con tu problema.

El pelo graso es un incordio para quienes lo sufren, además de mostrarse lacio y sin vida, ese exceso de brillo tan poco natural ocasiona complejos e inseguridad.

En el mercado existen muchos productos de belleza específicos para paliar el problema, pero también te puedes beneficiar de rituales caseros como las mascarillas naturales para equilibrar las glándulas sebáceas al tiempo que nutres el cuero cabelludo para que recupere todo su vigor. Si los herbolarios o tiendas naturales no esconden secretos para ti, estas recetas secretas te encantarán.

Coge papel y lápiz porque aquí van unos cuantos trucos de belleza para recuperar todo el esplendor de tu cabello.

 

Mascarilla natural de ghasul

¿Sabes cuál es el secreto de las mujeres bereberes para mantener piel y cabellos tersos? El ghasul (en herbolarios o tiendas de productos árabes), una crema de arcilla con múltiples propiedades y usos, entre otros, para sanear piel, pelo y cuero cabelludo, por lo que será un aliado infalible contra la grasa. Absorbe toxinas, equilibra la secreción excesiva de sebo y activa la circulación.
¿Cómo beneficiarse de una mascarilla natural de ghasul? Mezclar el polvo con un poco de agua fría hasta que quede una pasta ligera, algo acuosa, dejar actuar durante 15 minutos y retirar con abundante agua fría. El cabello además de brillante habrá recuperado el volumen perdido.

 

Mascarilla natural de nogal y salvia

Esta es otra de las mascarillas naturales más beneficiosas si tienes el cabello graso. Es muy sencillo, sólo hay que cocer hojas y corteza de nogal, salvia y tomillo en agua hirviendo durante 20 minutos; filtrar el líquido resultante y mezclar con ghasul y dos cucharadas de aceite de oliva hasta conseguir una pasta consistente. Dejar actuar durante media hora y aclarar abundantemente.

 

Elixir ayurvédico

Esta mascarilla natural no solo servirá para equilibrar las glándulas sebáceas, sino también para estimular la circulación sanguínea promoviendo el nacimiento del cabello. Sólo hay que mezclar una pizca de pimienta negra molida, media cucharada de fenogreco en polvo (en herbolarios) y una taza casi llena de leche de coco, hacer una pasta y con ella masajear bien el cuero cabelludo y dejar actuar durante 30 minutos por todo el cabello. Aclarar con agua abundante.

 

Y recuerda...

Una buena suplementación te ayudará por dentro a paliar los males que se ven por fuera, añade a tu dieta complementos de biotina, selenio y zinc para regular la secreción de grasa; bebe infusiones, especialmente té, ya que su alto contenido en silicio ayuda a mantener piel y cabello en buen estado y hazte fricciones con decocciones de plantas como el laurel, el ciprés, la bardana, la ortiga... todas ellas con propiedades para combatir los males capilares.

Etiquetas: bellezaconsejospelopiel

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS