mimatuspies

Mima tus pies

Disfruta y relájate cuidando una de las partes más importantes de tu cuerpo.

Un masaje de pies puede ser uno de los momentos más placenteros a la hora de hacerte la pedicura. Ahora que pasas todo el dia llevando sandalias, es muy importante que cuides tus pies para que estén perfectos. Y no estamos hablando solo de una buena pedicura.

También necesitas un tratamiento para descargar toda la tensión que acumulas en esa zona, que es mucha, ya que son los encargados de mantener todo el peso de nuestro cuerpo. Si tus pies presentan problemas o alteraciones, se pueden derivar a otras partes de tu cuerpo como las rodillas, la cadera o incluso la espalda. Así que su cuidado cobra una importancia todavía mayor.

Ya sabes. Es el momento de pedir cita para una buena pedicura que no sólo deje tus pies y uñas estéticamente perfectos sino que incluya un agradable masaje. Recuerda que los pies soportan todo nuestro peso cada día y que, además, los "maltratamos" teniéndolos encerrados en todo tipo de botas y zapatillas, con calcetines gruesos y sin dedicarles toda la atención que necesitan.

 

Muchos beneficios

Un buen masaje de pies proporciona numerosos beneficios, no sólo a las propias extremidades, sino a todo nuestro organismo. ¡Por no hablar de lo relajante que es!

- Mejora notablemente la circulación sanguínea y nos ayuda a eliminar las toxinas.

- Alivia la tensión.

- Estimula el drenaje linfático.

- Nos ayuda a estar más relajadas y menos rígidas, así como a desconectar.

- Si la persona que realiza el masaje tiene nociones de digitopuntura, puede mitigar otros dolores corporales, ayudar a conciliar el sueño o acelerar la curación física.

Si vas a acudir a un centro especializado para realizarte una buena pedicura y un relajante masaje antes de irte de vacaciones, te recomendamos que elijas aquel que te ofrezca un tratamiento completo que incluya exfoliación, mascarilla, esmaltado y, por supuesto, un masaje total de pie que incluye la planta, los dedos, los nudillos y el talón. Tienes que asegurarte de que no sólo se preocupen por la estética sino por el bienestar de tus pies.

Pero también puedes hacerlo tú misma en casa. ¿Qué tal aprender unas nociones básicas de masaje de pies?

 

Paso a paso para un masaje de pies

- Calienta tus manos antes de acercarte a los pies; ¡a nadie le gusta sentir frío en esa zona!

- Escoge un aceite o una crema muy untuosa para que tus dedos resbalen correctamente y no hagan fricción. Procura que los aceites sean ligeros o luego la persona que recibe el masaje no podrá calzarse correctamente.

- Desliza las manos desde los dedos hasta el tobillo por la planta, tantas veces como desees hasta que notes que la persona está más relajada.

- Levantando el pie con la mano, sujetándolo por el tobillo, rótalo de izquierda a derecha y al revés, un par de veces, de forma suave y lenta.

- Presiona la planta con el pulgar hasta que lo hayas hecho en toda la superficie. Después, con el índice y el corazón presiona con movimientos circulares la zona del tobillo.

- Toca el turno de los dedos: rota cada uno de ellos en ambos sentidos, y termina estirándolo levemente.

- Aplicando presión con tus manos, masajea todo el pie con movimientos circulares.

- Termina elevando el pie con la mano para finalizar el masaje de pies, con la pierna estirada, sujetando el tobillo y empujando los dedos en dirección al cuerpo.

Etiquetas: bellezaconsejossaludwellness

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS