psoriasis

¿Qué es la psoriasis?

Descúbrelo todo sobre esta inflamación de la piel.

¿Cómo se presenta?

Normalmente esta inflamación comienza en los codos y las rodillas pero, en las etapas más graves de la enfermedad, puede extenderse a otras zonas de la superficie corporal. Tampoco es extraño encontrar psoriasis en el cuero cabelludo o incluso en la base de las uñas.

 

¿Por qué se manifiesta?

Ésa es la pregunta del millón que, a fecha de hoy, aún no tiene respuesta. Parece que coinciden varios factores, entre ellos uno inmunológico y otro hereditario (30% del total). La transmisión familiar puede llegar a saltarse alguna generación, aunque en esos casos se suele presentar en una edad joven (20-30 años). Existen estudios genéticos que permiten identificar a los familiares con mayor probabilidad de llegar a desarrollar la enfermedad.

 

¿Es peligrosa?

Si exceptuamos a ese 5-10% de enfermos que padecen psoriasis acompañada de inflamación en las articulaciones (la llamada artritis psoriásica), el problema principal radica en que este trastorno acompañará toda la vida a quien lo padezca. Evoluciona por brotes, con períodos de exacerbación en los que las lesiones son más intensas y se alternan con temporadas de remisión en las que parece que se van diluyendo hasta dejar en su lugar una piel blanquecina.

 

Cómo evitarla

Lamentablemente, poco o nada se puede hacer contra la aparición de la psoriasis, ya que es una enfermedad crónica. Sin embargo, sí se pueden tomar medidas contra esos brotes de exacerbación tan molestos.

La primera es que el paciente debe permanecer sereno y relajado, ya que la ansiedad y el estrés emocional hacen un flaco favor al trastorno. La segunda consiste en tratar la piel con mucho cariño, porque en la piel de los afectados por la psoriasis se produce el fenómeno Koebner (si aparece una herida en zonas sanas, tras dicha herida surgirá una nueva placa de psoriasis). Por esa razón, a los enfermos se les pide que traten de evitar hasta el rascado. Además, también deben evitar tomar ciertos antihipertensivos, litio o alcohol y protegerse contra las infecciones bacterianas de garganta.

 

Psoriasis y sol

Es cierto que las lesiones mejoran en verano al contacto con los rayos solares. Tanto es así que, en algunos casos, se recomienda la fototerapia de rayos UVB. De hecho, en el mar Muerto existen balnearios que aprovechan el sol y la composición mineral del agua para atraer a turistas afectados. Incluso llegó a extenderse el mito de que en un lago de Turquía existían peces capaces de "comerse" la psoriasis.

Etiquetas: consejospielsaludwellness

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS