fueracomplejos

¿Quieres tener sexo sin complejos?

Todo lo que nos acompleja a ellos ¡les gusta!

En ocasiones tenemos complejos que nos afectan, sobre todo, cuando estamos en la cama con nuestro chico o al tener una sesión de sexo esporádico.

Algunos de nuestros complejos sexuales nos impiden llegar al orgasmo y ¡no sólo a nosotras! También puede afectar al orgasmo masculino, porque al final esto es cosa de dos y si tú estás acomplejada el chico que esté contigo no se sentirá bien.

 

¡Y YO CON ESTOS PELOS!

Lo que para nosotras es una auténtica pesadilla, (por ejemplo, acudir a una cita sin estar perfectamente depilada), para algunos hombres puede ser un auténtico placer.

"Cuando estoy en la cama con una mujer que no tiene ni un pelito, a veces tengo la sensación de que estoy acariciando a un maniquí. Si me paro a pensarlo, me da cierto repelús." Gabriel, 26 años.

 

¿LE GUSTARÁN MIS PEZONES?

Chicas, tener el pecho o los pezones de una forma o un color diferente a los de otras féminas es algo muy normal.

"Una vez salí con una chica que tenía la areola de un marrón muy oscuro y eso la acomplejaba porque decía que no era normal. Tardé más de dos meses en convencerla de que me dejara mirarlos, acariciarlos y lamerlos. Cuando se dio cuenta de lo mucho que me excitaban, cambió de idea... afortunadamente." Eduardo, 31 años.

No sabes lo que te estabas perdiendo porque ¿sabes que puedes tener un orgasmo desde los pezones?

 

¡TENGO QUE ADELGAZAR UNA TALLA YA!

Si crees que unos kilos de más son poco sexys, te equivocas. Según una encuesta realizada por una revista del corazón, al 81% de los hombres les gusta más una mujer con curvas que una delgada, y prefieren un poco de barriguita frente al vientre plano. ¿Acaso no es un dato contundente? Quítate los complejos en el sexo por tener unos kilitos de más, ¡a ellos les importa menos de lo que tú te crees!

 

¡ODIO ESTO DE MI CUERPO!

Y según esa misma encuesta, ellos eligen una cara bonita antes que un cuerpo perfecto. ¿Y eso qué significa? Pues que pasan por alto aquello que a las mujeres nos parecen imperfecciones, como una cara pecosa, vello en la línea que va del ombligo al pubis o incluso algo de celulitis en el trasero.

"Tuve una novia a la que se le formaban una especie de hoyuelos en las nalgas. Ella los odiaba, pero a mí me encantaban y cuando los veía, me entraban unas ganas locas de besarlos." Manu, 29 años.

Etiquetas: amorconsejosparejasexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS