malacirculacionpiernas

¿Mala circulación en las piernas?

Pesadez, incomodidad, cansancio e incluso venitas y varices. Nuestros hábitos de vida o los genes la pueden favorecer desde muy corta edad.

¿Desde hace un tiempo notas las piernas muy pesadas? ¿Aparecen a lo largo de ellas pequeñas venitas o moratones de manera muy frecuente? No creas que los problemas circulatorios en las piernas no son territorio exclusivo de las mujeres que tienen más edad. ¡Para nada! Las chicas jóvenes también pueden tener problemas de circulación en las extremidades, sobre todo los meses que hace más calor.

¿Notas que al final del día se te cargan, aunque no lleves mucho tiempo de pie? ¿Las notas pesadas incluso sin tacones muy altos? ¿En verano, cuando hace mucho calor tus piernas están incómodas a más no poder? Eso es que no tienes una buena circulación en las extremidades. ¡Y no queremos que sigas sufriendo!

Existen diversos trucos y prácticas que puedes incluir en tus rutinas del día a día para notar mejoras en estos problemas de circulación. Te descubrimos algunas claves, productos y tratamientos que te ayudarán a mejorar la mala circulación en las piernas y, en definitiva, a estar más cómoda en tus piernas.

 

Hidrátate

Tienes que beber un mínimo de dos litros de agua al día para favorecer el drenaje y el funcionamiento de los riñones. Así, eliminaremos más líquidos y se acumularán menos en las piernas, favoreciendo la circulación en las extremidades.

 

Acostúmbrate al té

¿Te gustan las infusiones? También es recomendable que tomes un par de ellas que tengan propiedades drenantes para tener una ayuda extra a la hora de eliminar líquidos. ¿Nuestra favorita? El té verde.

 

En buena postura

Si pasas mucho tiempo sentada no estés todo el rato con las piernas cruzadas. Intenta trabajar en una buena postura y con las piernas separadas, levantándote más o menos cada dos horas para estirar las piernas.

 

Adiós sal

Intenta acostumbrarte a tomar tus comidas sin sal o al menos modera su consumo todo lo que puedas, ya que favorece la retención de líquidos.

 

Muévete

Haz ejercicio entre dos y tres veces por semana. La natación o el yoga favorecen la circulación sanguínea. Y caminar o subir escaleras también ayudan, así que si puedes no cojas el ascensor y evita ir en coche o en autobús si puedes ir andando.

 

Nada de ropa ajustada

No lleves ropa muy ajustada. Las prendas que te aprietan favorecen que retengas líquidos y que aparezcan esas venitas tan poco favorecedoras.

 

Una ducha fría

Sí, sabemos que no es muy apetecible, pero el agua fría es uno de los mejores remedios para activar la circulación. Así que intenta acaba tu ducha diaria con agua muy fría para acelerar la circulación.

 

Piernas en alto

Intenta dormir con una almohada bajo los pies para favorecer el retorno venoso y la circulación en general.

 

Presoterapia

Además, no está de más realizar alguno de los tratamientos de belleza profesional que favorezca el drenaje y la eliminación de líquidos, con lo cual mejorará la circulación de las piernas, como por ejemplo la presoterapia, que sirve para drenar y relajar.

¿En qué consiste? Se introducen las piernas en unas botas con doble pared, que forma una cámara hinchada que insufla aire a presión correctamente dosificada. Mejora notablemente la circulación en las piernas, elimina la retención y deja una agradable sensación de bienestar.

Etiquetas: bellezaconsejossalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS