depilarentecejohombre

¡Fuera entrecejo!

A tu chico también le toca.

Puede que sus cejas sean muy salvajes, masculinas y naturales, pero la realidad es que un entrecejo muy poblado no resulta nada sensual. Un entrecejo demasiado poblado puede dar una expresión enfadada, ceñuda y nada atractiva. ¿Tiene tu chico este problema?

Resulta increíble como un trocito tan pequeño de piel puede tener a veces tanto vello... ¡y que además nos resulte tan incómodo a la vista! Lo peor no es tener mucho pelo en el entrecejo, sino la negativa de muchos a eliminarlo. Alegan que es "poco masculino", doloroso, que no se nota tanto... ¡Pero hay que hacerlo! Hay que animar a tu chico a depilarse el entrecejo.

 

¿Cómo se hace?

El sistema más rápido y que ofrece resultados más duraderos es la cera. Existen en el mercado multitud de ceras frías y tibias, con bandas o sin ellas, que podemos usar en casa. Eso sí, al ser una zona tan sensible y llena de terminaciones nerviosas, nuestra recomendación es que para depilarla con cera recurra a un profesional.

Además, con un pequeño error de cálculo de sólo unos milímetros podemos modificar la forma real de sus cejas y modificar drásticamente su expresión. Si se decide a depilarse el entrecejo, no corráis riesgos: acudid a un centro de estética de confianza donde, por muy poco dinero y en unos segundos, podréis eliminar el entrecejo de raíz.

 

¿Y con las pinzas?

En casa sí que podemos usar las pinzas, aunque es un método que requiere grandes dosis de paciencia si el entrecejo está especialmente poblado. Un truco para que le duela menos: antes de empezar a arrancar los pelitos, pásale un hielo por el entrecejo para que se le adormezca un poco la zona.

 

También la máquina

Si se niega a que se le arranque un solo pelo de su entrecejo, propónle otra solución: un cortapelo. Con una pequeña afeitadora se puede recortar el vello facial (ya sabes, orejas y nariz...), aunque con un poquito de cuidado también la puedes aplicar entre ceja y ceja. ¡Completamente indolora!

Continúa leyendo

COMENTARIOS