depilacionlasercosejoscol

Depilación láser: ¿compatible con el sol?

¿Has recurrido al láser para depilarte hace poquito? Te explicamos los pros y los contras de tomar el sol después de la depilación láser.

¿Has decidido despedirte del vello para siempre? Nos parece ¡genial! Son todo ventajas: nunca más tendrás que preocuparte por la depilación si vas a la playa o a la piscina o te quieres poner ese vestido tan increíble de tirantes. ¿Y decir adiós a esos tirones con la cera o a la tortura de la maquinilla? ¡Por no hablar de los pelitos enquistados! Te olvidarás de todo eso para siempre.

Pero sí que hay ciertas cosas que tienes que tener en cuenta antes de empezar con la depilación láser, sobre todo lo que está relacionado con el sol o con ponerte morena. Primero, Uno de los consejos más importantes que te podemos dar es que acudas a un sitio de confianza a la hora de hacerte una depilación láser. En todos los lugares no tienen las máquinas adecuadas cuidadas de la forma correcta, ni personal cualificado para su uso. Que sepas que si no te realizan este tipo de depilación con una técnica adecuada puedes sufrir irritación en la piel, dermatitis cutánea y hasta ¡quemaduras!

Por eso es muy importante que te informes muy bien del sitio al que acudes antes de empezar con el tratamiento. Además, en un centro de belleza con cualificación podrás preguntarle a los expertos sobre los pros y los contras de la depilación láser y la exposición solar. Nosotras ya te adelantamos algunos:

 

Protégete

Utiliza una crema solar con protección alta. Hay que proteger la piel de las radiaciones del sol y, especialmente, ahora, que tu piel está sensible por el tratamiento láser. Recuerda que aunque el factor de protección sea alto no va a impedir que consigas ese moreno que tanto deseas. Así que apuesta por un 50 de protección.

 

Antes, aléjate del sol

Si todavía no has empezado el tratamiento, también te recomendamos que evites tomar el sol antes de la primera sesión de tu tratamiento láser. Puede provocar que tu piel esté más sensible durante la sesión y luego se irrite con más facilidad. Suelen recomendar que no expongas al sol las zonas a tratar al menos 48 horas antes del tratamiento.

 

Sin broncear, mejor

Cuando estamos morenas, nuestra piel acumula más cantidad de melanina. El láser actúa de manera más potente con las pieles bronceadas, por eso, es mejor que evites el bronceado antes de acudir a tu centro de belleza. Aunque también es cierto que hay ciertos tipos de láser que se pueden aplicar a pesar de que estés bronceada, como el láser de diodo.

 

Nada de autobronceadores

Igualmente, si estás pensando en utilizar alguna crema autobronceadora, ¡quítate la idea de la cabeza! Puede ser igual de dañino para la piel pudiendo, incluso, llegar a quemarla.

 

Espera para tomar el sol

Si acabas de salir de tu salón de belleza, espera, al menos dos o tres días para tomar el sol y aplícate un súper protector solar que haga un efecto pantalla.

 

Nada de rayos solares

Inmediatamente después de la sesión no hay que exponer la zona tratada al sol hasta que no pasen al menos 48 horas. Y debemos extremar las precauciones con una pantalla total.

Etiquetas: bellezaconsejospiel

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS