aplicarautobronceador

Cómo aplicar el autobronceador

Sube el tono de tu piel con un resultado natural con estos consejos.

Es el momento en el que ese autobronceador de nuestra estantería del baño nos recuerda que ha llegado el momento en el que hay que conseguir un tono de piel maravilloso... ¡y en un tiempo récord! Con los autobronceadores conseguimos un moreno más seguro, rápido y cada vez más natural. Te damos las claves para un bronceado sin sol perfecto en el rostro. ¿Estás lista para la exposición solar?

Quizá no, por lo que antes de tomar el sol después de estos meses de "hibernación" es preferible que recurramos al bronceado artificial. No sólo es el único seguro sino que es rápido y natural. La oferta de autobronceadores para el rostro es amplísima pero... ¿sabes aplicártelo correctamente?

 

Falsos mitos sobre el autobronceador

Antes de nada, debes olvidarte de falsos mitos que existen sobre los autobronceadores:

- Huelen mal: falso, ahora tienen fragancias muy agradables o son inodoros.

- El acabado siempre es artificial: absolutamente falso porque su acción no es teñir la piel, sino que la doran oxidando la capa córnea, que está en el interior. De ahí que suelan ser blancos o transparentes.

- No hidratan la piel: ¡por supuesto que sí!

- Son peligrosos: no tienen ninguna contraindicación salvo las básicas (evitar el contacto con los ojos), y nunca se les ha encontrado ningún tipo de peligro para la piel. Para una correcta aplicación de cualquier autobronceador del mercado debes seguir unos sencillos pasos.

 

Antes de utilizarlo

Es esencial que:

- Exfolies la piel a conciencia. Así, el producto penetrará mejor y de manera regular. El color será uniforme y natural.

- Mantengas una correcta hidratación de la piel por este mismo motivo, la uniformidad del producto. Para aplicarlo, debes extender la cantidad que señale el envase con los dedos por todo el rostro con suaves movimientos circulares.

- Mucho cuidado con: la zona del nacimiento del pelo, las orejas y los orificios nasales. Ahí debes extender la crema muy bien para que no se quede la marca. También con la barbilla y el cuello: extiende muy bien el producto en la barbilla pero no es necesario que lo apliques por debajo de ella. Al fin y al cabo, ahí nunca te da el sol.

 

¿Cuánto tarda en hacer efecto?

Dependiendo del producto, suele tardar alrededor de una hora en empezar a subirte el color. Durante los primeros días podemos aplicar el autobronceador a diario hasta obtener el color deseado, y en los siguientes un par o tres veces a la semana para mantener el tono. Después de utilizar el autobronceador debes lavarte las manos a conciencia: ¡si no se te pondrán los dedos amarillentos!

Ten mucho cuidado con que no te caiga en otras partes del cuerpo porque también las dorará. Recuerda que el autobronceador no te protege de los rayos solares ni refuerza tu piel de manera alguna contra ellos. Así que deberás seguir usando protectores solares diarios como ya hacías habitualmente.

Etiquetas: bellezaconsejosmaquillajesalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS