beneficiosaloe

Beneficios del aloe vera

Toda una joya para nuestra salud y belleza.

Estamos ante el producto de cosmética más barato, con menos riesgos de alergias y con más propiedades que nos ofrece la naturaleza. Se trata del aloe vera, el Aloe Barbadensis, un cactus con unas gruesas hojas en cuyo interior se encuentra su gelatina, llena de propiedades medicinales y cosméticas.

El aloe vera se utiliza desde hace miles de años, y crece en lugares secos y cálidos de forma libre, aunque también lo puedes tener tú en tu propia casa sin apenas tener que regarlo o preocuparte por él.

Menos de un 1% de la población es alérgica al aloe vera. Es decir, el porcentaje es tan bajo que podríamos decir que no genera alergias, de ahí que cuando veas sus propiedades verás que te lo puedes aplicar sin miedo a reacciones adversas.

 

¿Cuáles son las propiedades del aloe?

- Suaviza
- Cicatriza
- Calma y refresca
- Coagula
- Hidrata
- Desinfecta
- Es antiinflamatorio
- Astringente
- Antialérgico
- Regenerante

 

¿Cómo podemos utilizar el aloe vera?

El aloe vera se puede tomar por dos vías, tópica u oral. Podemos coger una de sus hojas, partir un trozo, eliminar una sustancia amarilla que hay entre la piel y la carne, y extender la gelatina transparente directamente sobre la zona a tratar. Si decidimos consumirlo por vía oral, basta con comer la gelatina del interior tal cual, en crudo, o en zumo. En los herbolarios y tiendas bio suelen vender zumos y geles con una altísima concentración de aloe vera, a veces del 100%. Si un producto de cosmética contiene aloe vera, por muy baja que sea su concentración, debes asumir que tendrá estas propiedades que te hemos enumerado antes en mayor o menor medida.

 

¿Qué puedo tratar con el aloe?

- Resulta excelente para calmar e hidratar la piel después de la exposición solar

- Como es astringente y cicatrizante, podemos usarlo después de la depilación, ya sea cual sea el método.

- Esta acción cicatrizante y bactericida también hace al aloe un excelente aliado para curar pequeñas heridas y evitar que queden cicatrices (acné, rozaduras, eccemas, quemaduras, picaduras de insectos...)

- Las pieles secas y sensibles agradecerán su acción hidratante y calmante. Las pieles estropeadas y con rugosidades también son objetivo del aloe.

- Aplicado directamente, calma el dolor de las articulaciones.

- Reduce las manchas de la piel, y también ayuda a luchar contra la psoriasis gracias a su acción regenerante.

- Disuelve la grasa que obstruye los poros.

 

¿Y para comer?

Si consumimos directamente el gel de aloe vera (bien licuado en la licuadora, mezclado con zumos, agua o dentro de una ensalada), también obtenemos interesantes beneficios para la salud. Alivia los problemas bucales como las llagas e infecciones, además de ayudar a calmar cuando hemos sufrido una extracción. Una vez en nuestro torrente sanguíneo, el aloe combate el estreñimiento, colabora en la absorción de los nutrientes, tiene efecto antibiótico y un sinfín de vitaminas, minerales, aminoácidos y polisacáridos. Recuerda que lo debes comer siempre en crudo.

Etiquetas: bellezaconsejossaludwellness

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS